Cómo crear un USB de recuperación de Windows: 10, 8 y 7

Cómo crear un USB de recuperación de Windows: 10, 8 y 7

Un USB de recuperación te permite volver a instalar Windows 7, 8 y 10 en caso de que surja un fallo grave o haya un fallo importante en tu hardware. A continuación, te explicamos cómo crear un USB de recuperación de Windows desde cero.

¿Qué debes saber antes de empezar?

Para crear un USB de recuperación de Windows no podrás usar cualquier pendrive, sino que deberás disponer de uno con capacidad suficiente. Nuestro consejo es que uses uno de al menos 16 GB de memoria y vacía.

Las unidades de recuperación te permiten volver a instalar Windows, pero no servirán para recuperar archivos personales que tengas en tu equipo, como fotos, documentos, vídeos y demás. Todos esos archivos estarán en tu disco duro, que es susceptible de romperse o fallar, por lo que es recomendable hacer copias de seguridad de tu PC periódicamente. Consulta este artículo si quieres saber cómo hacer backups (copias de seguridad).

  • Advertencia: cuidado a la hora de usar un USB o pendrive de recuperación, ya que toda la información previa que tengas almacenada se perderá. Si no quieres que suceda, asegúrate antes de mover esos archivos a otra memoria.

¿Cómo crear un USB de recuperación para Windows 10?

  1. Crear un USB de recuperación en Windows 10 es así de fácil. Haz clic en el botón de Inicio, selecciona el cuadro de búsqueda y localiza la opción Crear una unidad de recuperación.
  2. Introduce tus credenciales de administrador.
  3. En la herramienta que se abrirá después, haz clic sobre Realizar una copia de seguridad de los archivos de sistema en la unidad de recuperación. A continuación, selecciona Siguiente.
  4. Conecta el USB que has elegido a tu PC, elígelo en la lista y pulsa Siguiente.

¡Listo! A partir de ahora, si tienes un problema serio y necesitas volver a instalar Windows 10, solo tendrás que apagar tu PC, conectar el USB, volver a encender el PC (si usas un portátil, deja pulsada la tecla 'Escape' o F11). En el panel de Recuperación del sistema, elige el USB como método para recuperar tu equipo y deja que el sistema se encargue del resto.

¿Cómo crear un USB de recuperación para Windows 8 o Windows 8.1?

  1. Ve al Escritorio. Sitúa el cursor del ratón en la parte inferior derecha de la pantalla y pulsa Buscar.
  2. Escribe "unidad de recuperación". Entre las opciones que aparezcan, elige Crear una unidad de recuperación.
  3. A continuación, asegúrate de activar la opción Copie la partición de recuperación del equipo en la unidad de recuperación y pulsa Siguiente.
  4. Conecta el USB a tu PC y selecciónala. Haz clic en Siguiente.
  5. Pulsa Crear y espera mientras las herramientas e imagen de recuperación se copian en tu pendrive.
  6. Cuando termine el proceso anterior, pulsa Finalizar.
  7. Para hacer uso de tu USB de recuperación con Windows 8 solo tendrás que apagar tu PC, conectar el USB, volver a encenderlo y mantener pulsada la tecla F11 mientras se inicia el equipo y puedes activar la unidad de recuperación.
  • Importante: Recuerda que si eres usuario de Windows 8.1, tu unidad de recuperación te permitirá volver a instalar Windows 8, pero después tendrás que descargar las actualizaciones de Microsoft para volver a tener Windows 8.1.

¿Cómo crear un USB de recuperación para Windows 7?

  1. Haz clic en el botón de Inicio, selecciona el Panel de Control y abre Sistema y mantenimiento.
  2. A continuación, elige la opción Copia de seguridad y restauración.
  3. A la izquierda verás la opción Crear un disco de reparación del sistema. Selecciónala.
  4. Windows abrirá un asistente que te indicará los pasos a seguir. Es posible que tengas que introducir tus credenciales de administrador. Asegúrate de elegir la unidad USB para crear en ella la unidad de recuperación.
  5. Si surge un problema y quieres recuperar Windows desde tu PC, sigue los mismos pasos indicados anteriormente: apaga tu PC, conecta el USB, vuelve a encenderlo mientras pulsas F11

¿Tienes otras dudas sobre windows? ¡Consulta nuestro foro de discusión! 

Windows