Cómo limpiar el puerto de carga de tu móvil

Cómo limpiar el puerto de carga de tu móvil

¿Tu smartphone no carga bien? ¿El cable USB no se conecta correctamente y debes volver a enchufarlo? El hecho de llevar el teléfono celular en el bolsillo hace que se acumule polvo y pelusas en la entrada de carga. Antes de desesperar, trata de limpiar la ranura de carga como te enseñamos a continuación.

¿Cómo limpiar la entrada de carga de tu 'smartphone'?

Este problema de suciedad, muy común, tiene una solución extremadamente simple y accesible para todos, sin necesidad de conocimientos técnicos ni materiales especiales: la única herramienta que se necesita es un palillo de dientes común, hecho de madera o plástico (es mejor evitar los objetos metálicos punzantes porque pueden causar daños en el aparato).

  • Para limpiar el puerto o la ranura de carga, apaga el teléfono (no es necesario quitar la batería), luego inserta el palillo en la entrada de carga y raspa suavemente. En unos segundos, eliminarás los restos de suciedad acumulados.
  • Repite la operación para evacuar la máxima cantidad de suciedad. Es posible que te sorprenda la cantidad de basura que se extrae con esta simple operación.
  • Una alternativa es utilizar una lata de aire comprimido o una aspiradora con el reductor adecuado (un pequeño accesorio de plástico que reduce el diámetro y aumenta la succión) para eliminar el polvo residual.
  • Luego, verifica que la conexión entre el cable y el puerto de carga sea correcta.

celular">Ten en cuenta que esta pequeña operación de limpieza debes hacerla regularmente, de manera preventiva o tan pronto aparezcan las primeras señales de carga deficiente. Puede aplicarse a todos los tipos de puertos de carga de teléfonos inteligentes (micro-USB, USB-C, etc.), independientemente de la marca. También puede utilizarse en otros puertos, de hecho, en cualquier lugar donde se pueda acumular pelusa, incluido el conector para auriculares minijack. Sin embargo, como estos conectores son muy pequeños, el palillo no será lo más adecuado. Intenta la operación con una herramienta más fina (una aguja de coser, por ejemplo), esta vez tomando la precaución de retirar la batería si fuera posible. ¡Listo!