Consejos para resolver problemas de conexión a Internet

Haz una pregunta
Los cortes e inestabilidad de la conexión a Internet son unos de los problemas más frecuentes entre los usuarios de computadoras personales. Para encontrar la solución, es necesario hacer una serie de comprobaciones en los equipos utilizados en la conexión, tanto a nivel de hardware como de software. A continuación, te indicamos los pasos que debes seguir para resolver los problemas de conexión a Internet.


Cómo recuperar la conexión a Internet

Ante un problema de conexión a Internet es importante comprobar el estado de todos los dispositivos que intervienen de manera habitual en este proceso (toma de teléfono, computadora, puertos USB, modem USB, router). Aunque algunas comprobaciones pueden parecer obvias, todas son necesarias para hacer un correcto diagnóstico del problema.

Comprobar las conexiones

Comprueba que las conexiones físicas de todos los equipos funcionan correctamente, desde las tomas de corriente hasta las redes de cableado. Retira y vuelve a enchufar los conectores. Es posible que un mal contacto de los elementos metálicos esté afectando la conexión a Internet.

Reiniciar los dispositivos

Como siguiente paso, reinicia tu router y verifica que sus luces funcionan de forma correcta (consulta su manual de usuario). Si esto no funciona, intenta reiniciar el dispositivo con el que tratas de conectarte a Internet.

Comprobar el 'software'

Prueba con diferentes aplicaciones que requieren acceso a Internet, como correo electrónico o juegos, para comprobar que el problema no proviene únicamente del navegador.


Para descartar un error con el servidor DNS, procede de la siguiente manera. En Windows 10, 8 o 7, presiona las teclas [Windows + R], luego escribe
cmd
, y ejecuta la instrucción
ping 8.8.8.8
. En funcionamiento normal, deberías observar una pantalla como la que sigue:


Si el problema persiste, comprueba el estado de tu conexión de red (consulta el siguiente tutorial para probar y reparar tu conexión). Generalmente tu adaptador de red debe estar configurado para obtener una dirección IP automáticamente. Para esto, ve a Panel de control > Redes e Internet > Conexiones de red.

Si estás utilizando una conexión wifi (inalámbrica), verifica que puedes acceder al router (ingresa en tu navegador 192.168.1.1 o 192.168.0.1). Si no puedes hacerlo hay un problema con tu conexión wifi. Para corregir esto, intenta reinstalar tus controladores de red y reinicia el router. Para descartar completamente un problema con el adaptador wifi intenta conectarte al router con un cable de red (Ethernet).

Comprobar la configuración del sistema

Hay varias formas de diagnosticar un problema de conexión a Internet a través del propio Windows. En primer lugar, verifica que el puerto 80, tu navegador de Internet y cualquier otra aplicación que requiera acceso a Internet no se encuentran bloqueadas por el firewall.

En segundo lugar, realiza un análisis antivirus y antispyware, especialmente si tu conexión está demasiada lenta o te encuentras ante un problema de difícil explicación. Es posible que un programa malicioso esté consumiendo un excesivo ancho de banda sin tu conocimiento.

Luego, puedes volver a instalar el router y eventualmente actualizar su firmware. A veces, las actualizaciones de software contienen parches que corrigen los problemas de conexión a la red.

Finalmente, intenta reparar Windows si crees que los archivos del sistema pueden haberse corrompido por actualizaciones fallidas o por la instalación (o desinstalación) de programas.

Comprobar la red

También puedes optar por configurar manualmente tu conexión a Internet, es decir, sin utilizar el software proporcionado por tu proveedor de Internet. Esto puede solucionar un problema de conexión originado por un software desactualizado.

Si puedes conectarse a Internet, pero el acceso a las páginas web es demasiado lento, existen herramientas en línea que te permitirán conocer la velocidad de tu conexión. La lentitud al navegar no es necesariamente atribuible a tu proveedor de Internet. El sitio o servicio web e incluso tu propio sistema pueden ser los causante de este problema.

Te recomendamos ponerte en contacto con tu proveedor de servicios de Internet para asegurarte de que no haya una falla general que afecte la calidad de la conexión. Si puedes conectarse a Internet, también puedes visitar los foros de Internet para ver si hay problemas de conectividad específicos.

Intenta colocar tu PC o el router en otro lugar. También intenta cambiar de router para verificar que la falla proviene de un desperfecto del dispositivo. En este caso, solicita un reemplazo a tu proveedor de Internet.

Foto: © Maturos Yaowanwaisit - 123RF.com