Cómo activar la tarjeta gráfica dedicada: en Windows 10

Cómo activar la tarjeta gráfica dedicada: en Windows 10

La tarjeta gráfica (o de vídeo) dedicada nos ayuda a optimizar la calidad de nuestros gráficos y mejorar la experiencia visual en las aplicaciones más exigentes gracias a la velocidad de la memoria VRAM. En este artículo te explicamos cómo activarla en Windows 10

¿Cómo saber qué tipo de tarjeta gráfica tiene tu ordenador?

Para ello, sigue los siguientes pasos:

  1. Pulsa las teclas Windows + X.
  2. Selecciona Administrador de dispositivos.
  3. Haz doble clic en Adaptadores de pantalla:
    Cómo activar la tarjeta gráfica dedicada
    © Microsoft

Debajo de la pestaña, aparecerá el tipo o los tipos de tarjetas gráficas que contiene tu ordenador. Si aparece solo una, significa que tu computadora únicamente tiene tarjeta gráfica integrada. Si aparecen dos (por ejemplo, Intel y debajo Nvidia) la primera es la integrada y la segunda, la dedicada.

¿Cómo activar la tarjeta dedicada para una aplicación concreta?

Como hemos mencionado en la introducción, en ocasiones el sistema operativo no selecciona correctamente la tarjeta gráfica a utilizar. A continuación vamos a ver cómo podemos activar la tarjeta dedicada para, por ejemplo, un juego concreto.

La mayoría de las computadoras cuentan con una tarjeta gráfica dedicada Nvidia o AMD. En ambos casos lo primero será asegurarte de que todos los controladores instalados estén actualizados. Desde el sitio web oficial del fabricante podrás obtener toda la información.

Ahora sigue estos pasos:

  1. Presiona las teclas Windows + I.
  2. Dirígete al apartado Sistema.
  3. Selecciona la opción Pantalla.
  4. En la sección Varias pantallas haz clic en Configuración de gráficos.
  5. Haz clic en Examinar y selecciona la aplicación para la cual necesitas un alto rendimiento.
  6. Una vez aparezca, selecciónala y haz clic en Opciones.
  7. De todas las opciones que aparecen, selecciona Alto rendimiento y haz clic en Guardar.

¡Y listo! Ahora tu sistema operativo dará prioridad a ese juego o aplicación y optimizará su rendimiento. También es importante tener en cuenta las opciones de energía del ordenador, pues cuando Windows tiene que conservar energía automáticamente utiliza la tarjeta gráfica integrada. Es por esto que recomendamos tener el ordenador conectado a la corriente durante el uso de una aplicación exigente.

Componentes