Cómo usar un dispositivo Android como tableta gráfica

Cómo usar un dispositivo Android como tableta gráfica

Si trabajas en el mundo del diseño y edición digital, o si simplemente eres un amante de la fotografía y la ilustración, y necesitas herramientas precisas para dibujar en tu PC o Mac, aquí te explicamos cómo transformar tu teléfono o tablet Android en una tableta gráfica. Y todo sin gastar dinero.

¿Cómo convertir tu Android en una tableta gráfica?

Las tabletas gráficas son accesorios muy precisos y con un coste relativamente elevado, ya que la mayoría de quienes las utilizan tienen un perfil profesional. Lo primero que tienes que hacer para convertir tu Android en una tableta gráfica es comprobar que este cumple perfectamente las características básicas de las de verdad. Para ello, instala en primer lugar el programa XorgTablet (descárgalo gratis haciendo clic aquí). El principal inconveniente de esta app es que, de momento, solo tiene versión para Linux, pero no para Windows y Mac. Por suerte, instalar ese sistema operativo no resulta especialmente complejo. Haz clic aquí si quieres descargar Linux gratis y aprender a instalarlo.

Cuando tengas instalada esta aplicación, solo tendrás que abrirla y empezar a disfrutar: una vez que conectes tu tablet o teléfono al PC a través de la red de wifi, tendrás que asociarlo como dispositivo de entrada en GIMP o cualquier programa similar. Recuerda que si utilizas un lápiz, mejoraras la precisión de tu nueva y particular tableta gráfica. Por cierto: una de las ventajas de XorgTablet es que permite que uses sobre tu 'tableta gráfica' y, al mismo tiempo, los dedos y el lápiz.