Windows 10 tarda mucho en iniciar: qué hacer

Windows 10 tarda mucho en iniciar: qué hacer

Si tu computadora tarda mucho en arrancar, la versión Windows 10 del sistema operativo te ofrece diferentes opciones para optimizar el proceso de inicio. Puedes configurar el inicio rápido del equipo, desactivar programas que no usas... Te explicamos cómo acelerar el inicio de Windows 10.

¿Cómo acelerar el arranque con el inicio rápido?

Si eres usuario de Windows 10, el inicio rápido o fast startup te permite iniciar tu laptop u ordenador de escritorio en menos tiempo. Ten en cuenta que esta característica solo se activa cuando has dado la orden de apagado a tu equipo y no al reiniciarlo. Para activar el inicio rápido de Windows 10, sigue estos pasos:

1. Haz clic en Inicio y escribe “panel de control” en el campo de búsqueda. Luego, selecciona el primer resultado.

Acelerar el arranque en Windows 10 activando el inicio rápido
© Microsoft

2. Ve a Sistema y seguridad y, debajo de Opciones de energía, selecciona Cambiar las acciones de los botones de inicio/apagado.

Acelerar el arranque en Windows 10 activando el inicio rápido
© Microsoft

3. Haz clic en Cambiar la configuración no disponible actualmente y marca la casilla junto a Activar inicio rápido (recomendado) con un ‘check’.

Nota: Necesitas permisos de administrador para hacer esta modificación.

Acelerar el arranque en Windows 10 activando el inicio rápido
© Microsoft

4. Enseguida, pulsa en Guardar cambios y ¡listo!

¿Cómo acelerar el arranque desactivando el tiempo de retraso para iniciar las aplicaciones?

Generalmente, los programas o aplicaciones de Windows 10 tardan unos diez segundos en lanzarse. Este tiempo de “retraso” permite que tu Escritorio y los servicios de Windows se terminen de cargar para que todo funcione de forma fluida antes de tener que dedicar recursos a los programas.

Si deseas ejecutar tus aplicaciones inmediatamente después de iniciar tu ordenador, puedes hacer una modificación en el Editor del Registro. Este truco funciona mejor si tu PC tiene una unidad de estado sólido (SDD), ya que carga todo más rápido que las unidades de disco duro (HDD).

A continuación, te indicamos el proceso:

1. Presiona las teclas Windows + R y, en la ventana de Ejecutar, escribe “regedit” y pulsa en Aceptar. Si te aparece la ventana de Control de cuentas de usuario, haz clic en .

Importante: El Editor del Registro te ayuda a modificar ajustes predeterminados de Windows. Por este motivo, cualquier cambio hecho por error puede afectar el sistema de forma significativa. En este sentido, se recomienda hacer una copia de seguridad del registro previamente haciendo clic en Archivo > Exportar > Guardar.

2. En el panel izquierdo, ve a la siguiente ruta:

HKEY_LOCAL_MACHINE\SOFTWARE\Microsoft\Windows\CurrentVersion\Explorer

3. Busca la clave Serialize en el panel izquierdo al desplegar Explorer. Si no te aparece la clave, es necesario crearla. Para ello, haz clic derecho en Explorer y selecciona Nuevo > Clave. Luego, nómbrala “Serialize”.

Acelerar el arranque en Windows 10 desactivando el tiempo de retraso en inicio de apps
© Microsoft

4. Haz clic derecho en la clave que acabas de crear y selecciona Nuevo > Valor de DWORD (32-bits).

Acelerar el arranque en Windows 10 desactivando el tiempo de retraso en inicio de apps
© Microsoft

5. Nómbrala “StartupDelayInMSec”. Luego, haz clic derecho sobre ella, pulsa en Modificar, verifica que la Información del valor sea 0 y haz clic en Aceptar.

Acelerar el arranque en Windows 10 desactivando el tiempo de retraso en inicio de apps
© Microsoft

6. Para terminar, cierra la ventana del Editor del Registro y reinicia tu PC para que los cambios surtan efecto.

¿Cómo acelerar el arranque quitando la contraseña de inicio?

Quitar la pantalla de bloqueo en la cual ingresas tu contraseña para iniciar Windows puede agilizar el proceso para acceder a tus archivos y aplicaciones. Sin embargo, debes tener en cuenta lo que implica su eliminación. En el enlace te lo explicamos y te indicamos el proceso paso a paso.

¿Qué otros trucos sirven para acelerar el inicio de tu PC?

Si las soluciones anteriores no produjeron ningún cambio y tu computadora con Windows 10 sigue teniendo problemas de inicio lento, existen otros trucos que te pueden ayudar. Preparamos un artículo en el cual te explicamos cómo desactivar el inicio automático de los programas que tienen mayor impacto en la velocidad de arranque del ordenador.

Asimismo, nunca está de más verificar que tu equipo no esté infectado de virus ni otro tipo de software malicioso. Estos pueden consumir recursos del PC y reducirán su rendimiento. En el enlace te damos varios consejos para eliminar el malware de tu computadora.

¿Has instalado en tu ordenador programas que ya no usas? ¿Sabes que estos pueden ejecutarse en segundo plano y consumir recursos del equipo? Para asegurarte de que esta no es la causa del inicio lento de tu ordenador, se recomienda liberar espacio en el disco duro y desinstalar los programas y aplicaciones en desuso.

En ocasiones, el proceso de inicio de tu Windows 10 puede tardar más de lo normal por un error de tu tarjeta gráfica, ya sea porque sus controladores o drivers están dañados o son obsoletos. Para evitar este tipo de inconvenientes, te contamos cómo actualizar los drivers de tu tarjeta gráfica.

En caso de que seas de las personas que prefieren guardar sus archivos en el Escritorio o si tienes muchos accesos directos allí, recuerda que tu computadora debe cargar cada uno de ellos al iniciarse. Por ello, lo ideal es eliminar del Escritorio los accesos directos que no usas y conservar los que vas a necesitar en una sola carpeta.

Por último, puedes considerar usar una unidad de estado sólido. Estás son más eficaces que las unidades de disco duro, tienen un menor tiempo de arranque y, además, una mayor velocidad de lectura y escritura. En el enlace te contamos otras de sus ventajas con respecto a las unidades de disco duro.