Cómo limpiar el cabezal de la impresora: HP, Epson, Canon...

Cómo limpiar el cabezal de la impresora: HP, Epson, Canon...

Si al imprimir ves que aparecen líneas en el texto y resulta difícil leer, sin duda es porque los cabezales de tu impresora están obstruidos. Con frecuencia, muchos de estos fallos no se producirían si te tomaras unos minutos para mantenerlos limpios. A continuación te enseñamos cómo limpiar los cabezales de tu impresora.

¿Qué debes tener en cuenta para limpiar correctamente los cabezales?

  • Lo primero que debes tener claro antes de limpiar los cabezales es que cada marca de impresoras, y cada modelo específicamente, tiene características distintas. Es recomendable que eches un vistazo al manual de usuario de tu impresora, ya que los mejores consejos siempre te los proporcionará el fabricante. Ten presente que algunas marcas reducen o suprimen la garantía de sus impresoras si observan algún tipo de modificación, por pequeña que sea.
  • Los consejos que leerás a continuación te evitarán muchos problemas siempre que seas constante. No vale con limpiar a la perfección los cabezales de tu impresora si lo haces una vez cada muchos años, sino que será mejor dedicarle unos minutos con cierta frecuencia (por ejemplo, cada tres meses si imprimes a menudo).
  • Si eres un profesional y la impresora forma parte elemental de tu labor, debes saber que existen empresas especializadas en mantenimiento y limpieza de este tipo de dispositivos.
  • Ten en cuenta que las impresoras son dispositivos de alta precisión y por tanto debes ser cuidadoso y delicado a la hora de manipularlas. No se trata de tener miedo, sino de aplicar firmeza con tacto y sin forzar las piezas. Por supuesto, no olvides desenchufar tu impresora de la corriente eléctrica antes de empezar a limpiar los cabezales y buscar una estancia libre de polvo y suciedad.
  • Por último, recuerda que el planeta tiene recursos limitados y la humanidad enfrenta el desafío de combatir el calentamiento global. Procura usar la impresora con consciencia, solo cuando sea necesario disponer de papel.

¿Para qué sirve el programa de autolimpieza?

Antes de remangarte para limpiar los cabezales de tu impresora, comprueba si tu dispositivo dispone de algún programa de autolimpieza para eliminar obstrucciones. En caso afirmativo, estás ante la opción más recomendable de todas: actívalo y espera a que finalice antes de emprender la limpieza manual. Recuerda que debes dejar reposar tu dispositivo al menos 15 minutos antes de empezar la autolimpieza.

No olvides desenchufar la impresora cuando finalice la autolimpieza y vayas a emplear tus propias manos. En la página del fabricante puedes encontrar la guía de tu impresora y averiguar si tiene programa o botón de autolimpieza. Aquí tienes la web oficial de los principales fabricantes: Epson / HP / Canon / Lexmark / Samsung / Brother / Xerox.

¿Para qué sirve el líquido limpiacabezales?

Está todo inventado: en páginas como Amazon puedes encontrar líquido limpiacabezales, una sustancia que facilita la limpieza siempre y cuando el problema de obstrucción no sea grave (no se trata de un líquido altamente corrosivo). Lo aconsejable es usar una jeringuilla para aplicar el líquido (normalmente viene incluida en el mismo pack) y algún tejido limpio o una servilleta, que deberás deslizar suave y repetidamente. Puedes imprimir páginas de prueba para comprobar si mejora la impresión y, por tanto, tu limpieza ha sido útil.

¿Cómo puedo utilizar el trapo de microfibras?

La limpieza de cabezales usando un trapo de microfibras con agua destilada es un método fácil, rápido e intuitivo. Este método funciona mejor en impresoras antiguas, ya que tienen inyectores más gruesos. El tejido de microfibra puede adquirirse en cualquier supermercado, ya que se utiliza también para limpiar y secar superficies lisas y delicadas, como el mármol de cocina.

Localiza los cabezales de tu impresora, situados justo debajo del lugar en el que se sitúan los cartuchos de tinta. Humedece ligeramente el trapo de microfibras en agua destilada (si no dispones de agua destilada, usa un poco de alcohol de limpieza o, en última instancia, una cantidad ínfima agua corriente). Procura no excederte con el líquido y, sobre todo, no tocar ningún componente electrónico de tu impresora mientras limpias.

En este método la clave está en la paciencia y la maña, no en al fuerza. Concéntrate en los orificios de los cabezales y ve rotando el paño para aprovechar las zonas limpias de este. Cuando termines, no olvides aplicar un trapo seco para eliminar cualquier rastro de humedad.

¿Qué hacer si el cabezal se encuentra en el cartucho de la impresora?

Puede que a la hora de limpiar los cabezales hayas descubierto que estos se encuentran en el propio cartucho de tinta. De hecho, sucede así en las impresoras de HP, una de las marcas más famosas. ¿Cómo debes limpiar en una situación así? Si tu impresora es HP, lo más probable es que disponga de un sistema de autolimpieza. Si este programa no resuelve tu problema, la obstrucción del cabezal se solucionará cuando cambies de cartucho de tinta (ya que está integrado en el mismo). Así de sencillo.

© Impresora HP

¿Para qué sirven las máquinas de ultrasonidos?

En los establecimientos profesionales, uno de los métodos más empleados para limpiar los inyectores de los cabezales son las máquinas ultrasonidos. Esta es una solución que no está al alcance de todos, pero quizás muchas personas lean esto y encuentren ahí su solución: las ondas vibratorias son muy efectivas para destruir las partículas duras que quedan dentro de los cabezales.

¿Qué método preventivo existe?

Además de conservar tu impresora en un lugar limpio, libre de polvo y suciedad, hay un método muy acertado que evitará que sus cabezales se obstruyan: simplemente, procura imprimir una página a la semana. Así de sencillo. Con este método, te asegurarás de que la tinta no se seque en los cabezales y evitarás así la obstrucción.