Compartir cuenta en Netflix: 2022, restricciones, planes...

Compartir cuenta en Netflix: 2022, restricciones, planes...

Netflix, la plataforma de contenido en streaming más popular del mundo, ha decidido poner más difícil una práctica bastante habitual entre usuarios: compartir contraseña para pagar menos. Te explicamos cómo funciona el nuevo sistema de cobro que planea la compañía.

¿Cuáles son los tipos de suscripciones de Netflix en 2022?

Actualmente, la plataforma tiene disponibles tres tipos de suscripciones, con precios que varían de país a país:

  • Plan Básico: te permite usar una única pantalla de forma simultánea en distintos dispositivos, aunque solo se puede descargar contenido para verlo sin conexión en uno que indiques con antelación. El precio de este plan en España es de 7,99 euros al mes.
  • Plan Estándar: con este tipo de suscripción puedes ver contenidos en dos pantallas al mismo tiempo y también puedes descargar contenidos en dos dispositivos. Como en el anterior, puedes usar todos los dispositivos que desees mientras no se usen más de dos a la vez y te ofrece calidad de visionado HD. En España cuesta 12,99 euros mensuales.
  • Plan Premium: con esta suscripción, ideal para familias, podrás ver series, películas y programas simultáneamente hasta en cuatro dispositivos, y descargar contenidos en el mismo número. Todo con calidad HD e incluso, Ultra HD dependiendo del programa. Actualmente, tiene una tarifa de 17,99 euros al mes.

NOTA: te hemos dado a modo de ejemplo las tarifas en España; en los países de América Latina, los precios oscilan entre los 4 y 7 dólares por el Plan Básico y los 9 y 13 dólares por el plan Premium.

¿En qué consiste el nuevo sistema de pago?

Los últimos datos de Netflix han sido demoledores: en el primer trimestre de 2022 perdió más de 200.000 suscriptores y prevé que otros dos millones más se den de baja en el mismo año. Ante estas cifras, la compañía ha empezado a idear formas de recuperar ingresos: por un lado, planea un sistema de tarifas más económico que incluya publicidad; por otro, ha decidido cortar por lo sano con la práctica bastante común de compartir contraseña entre varios usuarios.

A fin de dificultar esa artimaña, a partir de ahora, la plataforma restringirá la reproducción de contenidos por parte de una cuenta a un único emplazamiento físico. Esto es, solo podrá iniciarse sesión con un usuario y contraseña concretos en un solo hogar. Así, si intentas acceder desde otro lugar, Netflix te cobrará un cargo adicional por añadir nuevos emplazamientos. Desde la compañía explican que detectarán el hogar principal de uso de un suscriptor gracias a la dirección IP e ID del dispositivo y la actividad de la cuenta.

Esta restricción, eso sí, se aplica a la visualización de contenido en televisores; por el contrario, la plataforma ha explicado que las cuentas podrán seguir accediendo a ella desde distintas localizaciones físicas siempre y cuando lo hagan a través de dispositivos móviles, como teléfonos, tablets y laptops. Asimismo, también permitirá conectarse desde otra ubicación "fija" (solo una) haciendo uso de un dispositivo móvil, en previsión, por ejemplo, de que el suscriptor tenga una segunda vivienda con televisor, por un máximo de dos semanas al año.

Y otro matiz: puesto que la restricción afecta al uso de cuentas dentro de un mismo hogar, las personas que residan en una misma vivienda (por ejemplo, compañeros de piso, pareja, etc.), podrán seguir compartiendo contraseña.

¿Cuándo se pondrá en marcha este nuevo sistema y cuánto costará?

La plataforma ya ha empezado a implementar el nuevo método en forma de programa piloto en varios países de América Latina, como Argentina, El Salvador, Guatemala, Honduras y República Dominicana, a los que se añadirán otros como Costa Rica, Chile y Perú.

De momento, Netflix solo pregunta a los usuarios si quieren añadir hogares adicionales en caso de que intenten iniciar sesión en televisores de emplazamientos distintos al de uso principal, pero a partir del 22 de agosto, simplemente será imposible conectarse sin pagar esa tarifa extra.

Los precios del nuevo servicio, denominado Netflix Homes, variarán según el país: así, en Argentina costará a partir de 219 pesos (alrededor de 1,66 euros), mientras que en los otros países en pruebas ha sido fijado en el equivalente a entre 2 y 3 euros adicionales.

Además, el número de "hogares adicionales" que puedan añadirse por cuenta variará en función del plan de suscripción inicial de cada usuario: uno extra para quienes tienen el plan básico, dos, para el plan estándar y tres más para quienes cuenten con el plan Premium.

Por el momento, no se sabe cuándo llegará este nuevo método de cobro a España y el resto de países de la Unión Europea, pero se prevé que sea puesto en marcha entre 2022 y 2023.

Netflix