Adicción al juego online: síntomas y técnicas para combatirla

Adicción al juego online: síntomas y técnicas para combatirla

Antes de ponerte a apostar es importante tener en cuenta que esta actividad entraña serios riesgos, no solo para tu bolsillo, sino también para tu salud mental y tu vida personal y profesional. Desde aquí nos gustaría ofrecerte algunas pautas para que sepas reconocer de forma temprana los síntomas de una posible ludopatía, así como algunas técnicas para que disfrutes de un juego responsable.

Síntomas de que podría existir una adicción al juego online

  • Pensar continuamente en las apuestas: ¿notas que te pasas el día pensando estrategias para apostar y conseguir más dinero? La obsesión por un tema puede ser un primer indicador de adicción.
  • Dejar de lado actividades o relaciones importantes para seguir apostando. Si empiezas a perderte eventos importantes de tu vida o de la de tus seres queridos por echar una partida o cien más, deberías replantearte qué papel ocupa el juego en tu vida.
  • Necesitar apostar cantidades cada vez mayores para sentir la misma emoción o satisfacción durante el juego. Ocurre como con otras sustancias adictivas: el cerebro se acostumbra y te pide dosis cada vez mayores para liberar la misma cantidad de dopamina, la llamada ‘hormona del placer’.
  • Ser incapaz de dejar de jugar o hacerlo compulsivamente: si te sientes deprimido, enfadado o impaciente cuando no puedes apostar, o una vez empiezas no ves el momento de dejar de hacerlo pese a que no te reporte ninguna satisfacción o te angustie, suele ser una mala señal.
  • Gastar sumas que no te puedes permitir. Si traspasas límites (como usar dinero destinado a tu manutención o a pagar la hipoteca o la escuela de tus hijos, por poner algunos ejemplos), si empiezas a pedir prestado o incluso recurres al robo, puedes encontrarte ante un problema serio de ludopatía o adicción al juego.
  • Sufrir cambios en tu estado de ánimo y personalidad: sentirte más irascible, aislarte, mentir para ocultar pérdidas o ponerte a la defensiva si alguien te recrimina el tiempo que dedicas a esta actividad, sumado a otros síntomas ya mencionados, puede indicar una adicción. Es difícil percibir estos cambios en uno mismo, así que si varias personas de tu entorno te hacen comentarios en este sentido, trata de escuchar y pregúntate si pueden tener razón.

Recomendaciones para prevenir o superar la adicción al juego online

Si te sentiste identificado con alguno de los síntomas anteriores y quieres pararlos a tiempo antes de que tu afición acabe convirtiéndose en un problema, intenta poner en práctica los siguientes consejos:

  • Trata de controlar el tiempo que le dedicas: al igual que cualquier juego, las apuestas generan en tu cerebro una descarga de adrenalina que te impulsa a seguir intentándolo. Piensa que se trata de una afición o forma de entretenimiento, por lo que no debería quitarte tiempo de otras actividades mucho más importantes, como estar con tu familia y amigos o atender a tu trabajo.
  • Lee bien las condiciones de uso de las aplicaciones que utilices: es fácil ver carteles de ‘dinero fácil’ y pensar que solo tienes las de ganar. No te confíes: al igual que la banca nunca pierde, las casas de apuestas online saben bien qué hacer para conseguir ganancias y sus normas suelen ir siempre en beneficio propio, no del jugador. Por eso, lee bien las condiciones de uso para no llevarte sorpresas.
  • Hay que saber ganar… y también perder: sobre todo en los juegos de azar, por mucho que tengas tus propias técnicas, lo más probable es que no siempre ganes. Ten esto en mente para no obsesionarte con ganar siempre.
  • No lo uses para suplir carencias en tu vida: podría parecerte una tontería, pero de la misma forma que hay personas que usan el alcohol u otras sustancias para evadirse de sus problemas personales, hay quienes acuden el juego. Al fin y al cabo, es una actividad que te permite no pensar en tus preocupaciones. Para evitar problemas, utiliza tu tiempo de ocio y juega en momentos en que estés de buen ánimo, no cuando estés tenso, enfadado o triste.
  • Recuerda que esta afición tiene repercusiones económicas importantes: al no utilizar billetes físicos, cuando apuestas online es fácil olvidar el hecho de que te estás jugando dinero real. Usa solo cantidades que tengas asignadas para tus hobbies, jamás nada con lo que debas pagar facturas o gastos ineludibles para ti o tu familia. Y no confíes en que puedes recuperar ese dinero más tarde: seguir apostando para recobrar lo perdido implica entrar en una espiral peligrosa de la que puede ser muy difícil salir. Idealmente, trata de utilizar para tus apuestas lo que hayas ganado con partidas previas (de esta forma, nunca perderás).

Ten en cuenta que la ludopatía es un problema tan serio como la adicción al alcohol o las drogas, y que se ha demostrado que la adicción al juego online tarda en desarrollarse mucho menos que la adicción al juego físico (uno o dos años en el primer caso frente a los hasta siete años del segundo). Si notas uno o varios de los síntomas descritos y te resulta imposible controlarlos, no dudes en contactar con un profesional para tratar tu adicción: cuanto más temprana sea la fase en que te encuentras, más sencillo te resultará tratarla.