Cuánto tiempo de vida tiene un televisor de pantalla plana

Cuánto tiempo de vida tiene un televisor de pantalla plana

Según los fabricantes, un televisor de pantalla plana tiene una vida útil de aproximadamente 60.000 horas y algunos modelos pueden llegar a durar hasta 100.000 horas prendidos de forma continua. Otros cálculos indican que si se enciende todos los días un promedio de 8 horas, la televisión debe funcionar sin problemas entre 5 y 10 años. En este artículo te explicamos qué modelos hay y qué expectativas puedes tener.

Para empezar, recordamos que se trata de estimaciones, ya que la longevidad de una pantalla también depende del tipo, marca, uso, colocación y el ambiente en el que se encuentre: no es lo mismo tener el aparato en una estancia interior o al aire libre, en un clima seco o cálido. A continuación, te hablamos de los distintos tipos de televisores de pantalla plana y profundizamos en esos aspectos.

¿Cómo funcionan las pantallas LCD y LED?

Las siglas LCD se refiere a una pantalla de cristal líquido (Liquid-Chrystal Display), mientras que LED hace referencia a los diodos emisores de luz (Light Emitting Diode) que, en este caso, conforman la pantalla. Ya sean los cristales o LEDs, cada uno reproduce un minúsculo punto de una imagen. De este modo, su sincronización debe ser perfecta para ofrecer imágenes nítidas.

Este tipo de pantallas se recomienda para un uso moderado, es decir, entre 6 a 8 horas repartidas en varios periodos durante el día. Es ideal para ver películas y series de los servicios de streaming, acceder a los servicios de televisión abierta o de paga, así como a los videojuegos y otras plataformas que requieren internet.

Las pantallas LCD o LED tienen un excelente rendimiento durante todo el día, incluso funcionan mejor en la tarde y noche, cuando existe menos luz natural. Por supuesto que pueden estar prendidas más de 8 horas al día sin problema pero, en este caso, ten en cuenta el tipo de imagen, por ejemplo, si existen grandes contrastes. Bajo este uso no existe riesgo de que se desgaste.

A continuación, enumeramos los problemas principales que pueden presentar este tipo de pantallas:

  • Tiempo de respuesta. En efecto, la parte informática de la pantalla puede presentar fallas con el transcurso del tiempo. Las imágenes presentan manchas o los colores cambian de golpe. En estos caso, se debe recalibrar la imagen.
  • Fragilidad: aunque son más sólidas en comparación con las pantallas de plasma, no son indestructibles. Los píxeles, que se encuentran entre una capa de silicona y una capa de plexiglas, pueden morir. Por lo que se pueden observar puntos negros en la imagen.
  • Pérdida de luminosidad. Los televisores LCD son conocidos por una luminosidad demasiado fuerte, por lo que es notorio una disminución. En cambio, los televisores LED presentan en menor medida este problema.

¿Cómo funcionan los monitores de plasma?

En una pantalla de plasma, una estructura de píxeles compuestos de gas encapsulado en fósforo es aprisionado entre dos placas de cristal. Por tensión eléctrica, el gas toma una textura llamada plasma, emitiendo rayos ultravioleta que se convierten en luces de colores cuando tocan el fósforo de la capsula. ¿Cómo afecta esto a su durabilidad?

  • Pérdidas de los colores. En efecto, por un fenómeno natural, las radiaciones emitidas por los gases (en particular el xenón) se modifican porque las reacciones químicas ya no son las mismas.
  • Pérdida de luminosidad. Sin embargo, es equivalente al LCD.
  • Fragilidad. Los televisores plasma son mucho más frágiles. En efecto, si el cristal se agrieta, el gas puede escaparse progresivamente.

¿Dónde colocar una pantalla plana?

La ubicación es muy importante para conseguir que tu televisor dure el mayor tiempo posible: en función del lugar donde coloques la pantalla, la vida útil cambiará considerablemente. Aquí te dejamos unos consejos para cuidar tu televisión:

  • Escoge un lugar que esté bien ventilado, ya que estos aparatos consumen y generan energía. Si bien no deben recibir ventilación de forma directa, sí debe existir una buena circulación en el espacio donde estén.
  • La mejor ubicación es la pared.
  • Evita poner el televisor de frente a una ventana, sobre todo expuesto al sol, ya que lo calentará y puede dañar los componentes. Los cristales velux tienen un efecto de lupa temible que puede causar serios daños al televisor.
  • Evita colocar el televisor cerca de fuentes de calor, como estufas y hornos. También mantenla limpia, no permitas que el polvo se acumule sobre la pantalla. Por esta razón, lo mejor es no colocarla al ras del suelo.

Además de los defectos de fabricación que los televisores puedan traer, se estima que en aproximadamente 5 años los efectos del desgaste propios del funcionamiento normal del aparato empiezan a hacerse notar. Pero cuánto duren finalmente dependerá en gran medida de los factores anteriormente mencionados.