4
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Internet de las cosas (IoT): qué es, para qué sirve y algunos ejemplos

Seguro que no es la primera vez que oyes hablar acerca del Internet de las cosas, también conocido por sus siglas en inglés como IoT. Lo has visto nombrado en multitud de artículos y noticias, algún compañero/a de trabajo ha hecho alusión a ello en algún momento, o quizá incluso al entrar en tu librería favorita has encontrado un llamativo libro que trataba también sobre este misterioso tema… Parece que hoy en día este concepto está en todas partes, pero ¿qué es exactamente? En este artículo, por fin, resolvemos todas tus dudas y te explicamos de manera sencilla todo lo que necesitas saber acerca del Internet de las cosas.

¿Qué es el Internet de las cosas?

Cuando oímos el término Internet de las cosas, dos palabras se nos deberían venir inmediatamente a la cabeza: “conexiones” e “información”. ¿Por qué? El Internet de las cosas es el conjunto o la red formada por una gran cantidad de dispositivos conectados entre sí a través de Internet, intercambiando información en un ciclo de retroalimentación constante. Esto se realiza con la ayuda de APIs, sensores y otras tecnologías específicas.

¿Para qué sirve el Internet de las cosas?

El Internet de las cosas nos permite manejar los datos de una manera eficiente y extraer conclusiones oportunas para cumplir con los objetivos que nos hayamos propuesto. Estos pueden ser reducir gastos, optimizar sistemas, mejorar la gestión de materiales, etc. El Internet de las cosas se emplea tanto a nivel doméstico como a nivel industrial en grandes corporaciones, con especial importancia en sectores como el medioambiental y el clínico.

Internet de las cosas: ejemplos de uso

A continuación, incluimos algunos ejemplos prácticos que te permitirán entender mejor para qué sirve y cómo funciona el Internet de las cosas.

  • Seguridad en el hogar: con la ayuda de un sistema de alarmas y cámaras que puedes gestionar a través de un smartphone.
  • Mejora de la calidad de vida en las grandes ciudades: a través del estudio previo de las condiciones y la creación de modelos sostenibles en cuanto al consumo de energía, el uso de recursos, el análisis de sistemas de riesgo, etc.
  • Monitoreo de pacientes: para estar al tanto del estado de salud de pacientes con diferentes enfermedades, o para la prevención de las mismas.
  • Termostatos inteligentes: que reciban información acerca del tiempo que te queda para llegar a casa, extrayendo datos del vehículo que conduces. Cuando estés a cierta distancia, se ajustarán a la temperatura deseada.
  • Frigoríficos inteligentes: que detectan cuándo un alimento se va a terminar y realizan el pedido online.
  • Ganadería: permite realizar un seguimiento de todos los animales y asegurar su bienestar.
  • Agricultura: para optimizar el uso de la maquinaria, supervisar el estado de los cultivos y anticipar posibles plagas o un clima desfavorable.
  • Textiles inteligentes: con el fin de que ciertas prendas se limpien o se calienten solas cuando sea necesario.
  • Movilidad: dispositivos que permiten ahorrar combustible en tu vehículo, conocer el estado de las carreteras en tiempo real, los principales lugares de interés, etc.

¡Y existen miles de ejemplos más! Si te interesa un campo en concreto, anímate a buscar en la red si existe alguna solución enfocada a él, porque seguramente encuentres más de una.

Esperamos que este artículo te haya sido de ayuda y no vuelvas a tener dudas cuando alguien hable del Internet de las cosas.
Foto: ©123RF

4
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Haz una pregunta
Nuestros contenidos son redactados en colaboración con expertos del ámbito tecnológico bajo la dirección de Jean-François Pillou, fundador de CCM.net. CCM es un sitio de tecnología líder a nivel internacional y está disponible en 11 idiomas.
El documento « Internet de las cosas (IoT): qué es, para qué sirve y algunos ejemplos » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe nuestros mejores artículos

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!