2
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Cómo hacer un vídeo tutorial: consejos y herramientas

Actualmente, los videotutoriales se han convertido en una popular herramienta para aprender a realizar todo tipo de actividades, adquirir conocimientos o solucionar problemas domésticos, técnicos y mucho más. Al fin y al cabo, ¿quién no se ha visto enfrente de YouTube dando gracias al desconocido o desconocida que nos acaba de salvar la vida tras ayudarnos a arreglar una tubería, aprender una receta o reparar un fallo en nuestra computadora? Haciendo este tipo de vídeos explicativos, no solo ayudas a otros sino que además puedes lograr promocionar tu negocio y monetizar tus esfuerzos. Si quieres compartir tus conocimientos, ya sea para sacar un beneficio económico o por puro altruísmo, en este vídeo te explicamos cómo hacer el videotutorial perfecto.


Cómo preparar el tema del tutorial

Aunque se presupone que si vas a hacer un tutorial controlas el tema del que vas a hablar, nunca está de más hacer un repaso de la última información disponible al respecto, especialmente cuando se trata de asuntos técnicos. Estar al día de los últimos materiales, programas o utensilios en el mercado hará que tu vídeo esté actualizado más tiempo.

Además, considera informarte entre las personas a tu alrededor o dándote un paseo por las redes sobre qué temas despiertan más interés dentro de tu especialidad: de esta forma, podrás alcanzar a un mayor número de personas.

Después, hazte un pequeño guion con los pasos que vas a seguir para asegurarte de no olvidar nada importante y comprobar que tienes todos los elementos externos (herramientas, ingredientes, artículos, objetos, luz apropiada, etc.) necesarios para tu vídeo.



Qué herramientas necesitas

Recuerda que para hacer un vídeo mínimamente profesional, necesitarás tener ciertas herramientas. No tienen por qué ser caras: de hecho, hay infinidad de programas gratuitos, pero ten en cuenta aquellas que necesitarás antes de ponerte manos a la obra. Estas son las indispensables:

Un grabador de pantalla

En caso de que necesites que tu público vea la pantalla de la computadora, algo que ocurre sobre todo cuando explicas programas informáticos, de edición de vídeo o foto, etc.Te recomendamos:
  • Aviscreen: permite grabar la pantalla del ordenador en formato .AVI o hacer capturas de pantalla en JPG.
  • CamStudio: permite grabar en streaming la pantalla en formato .AVI y es gratuito.
  • Webinaria: de open-source, graba vídeo y audio en .AVI y FLV.
  • Jing: además de la grabación de nuestra pantalla, podemos hacer capturas.



Cámara

En caso de que necesites filmar tu acción en directo, como por ejemplo, un videotutorial de maquillaje, una receta... Si estás empezando y tu móvil es lo suficientemente bueno, piensa en utilizar la cámara de tu móvil.

Editor de vídeo

Necesitarás un programa para editar las imágenes, incluir el audio, mejorar el sonido, añadir efectos, etc. Te recomendamos:
  • Filmora: muy potente y sencillo de usar, cuenta con una versión gratuita y otra pro muy económica.
  • Pinnacle Studio: permite importar todo tipo de material, tanto desde cámaras digitales y smartphones, como desde reproductores de vídeo y cámaras analógicas conectadas al PC. Cuenta con más de un millar de filtros y efectos.
  • Videopad: Gratuita en su versión reducida, muy intuitiva y con muchos efectos y transiciones.



Editor de audio

Piensa que es preferible añadir el audio posteriormente a la grabación del vídeo para que se oiga mejor, ahorrarte problemas de dicción o equivocaciones, eliminar eco o ruidos de fondo, etc. Te recomendamos

Micro

Eres libre de captar el audio directamente con tu computadora o con tu móvil, pero te recomendamos un micrófono de una mínima calidad para un resultado más profesional. Hoy en día los hay bastante económicos, como este de KLIM o este de EIVOTOR con condensador.


La grabación

Ahora que tienes el tema preparado, tu guión y las herramientas de grabación y edición, empieza lo importante: la grabación del vídeo. Asegúrate de estar en un lugar tranquilo donde no vayas a sufrir interrupciones y grábalo todo en el mismo día y momento si se trata de una filmación externa para evitar cambios de ropa, de luz, etc.

Un consejo de vital importancia es, antes de hacer la versión definitiva, empezar por una grabación de prueba de corta duración. ¿Por qué? Porque esa prueba te permitirá fijarte en detalles de elementos que no funcionan y que puedes corregir en la versión definitiva. Hablamos de dónde situar el micrófono, si el cuerpo está tapando algo importante, si hay algo en el plano que distraiga o que no quieres que esté ahí... hacer una prueba te ahorrará tener que repetir un vídeo entero.

En cuanto al tipo de grabación, te aconsejamos filmar a 30 fotogramas por segundo, en la calidad más alta posible.

Y por último, como explicamos anteriormente, lo mejor es grabar el audio por separado: por un lado, te concentrarás mejor en tu tarea; por otro, si grabas posteriormente podrás hacer una explicación más clara y directa siguiendo un mínimo guion, podrás cortar si te equivocas, etc.

La edición

Aunque en los tutoriales se graba la acción paso a paso y deberás grabar en orden cronológico, eso no quiere decir que no tengas que editar el resultado. Considera eliminar partes largas que tu espectador no necesita (por ejemplo, los tiempos de espera mientras un guiso se cuece, un vídeo se renderiza, dos piezas pegadas se secan, etc.).

Piensa además, que lo bueno, si corto, dos veces bueno: trata de hacer un vídeo lo más escueto posible, ya que la gente en general va con prisa y prefiere una explicación de 5 minutos a una de 20. Eso, obviamente, se traducirá en más o menos visitas a tu vídeo publicado. Si quieres explicar un proceso complejo, mejor hacer dos vídeos.

Además, te recomendamos que coloques al principio del vídeo el resultado final para que tu audiencia sepa qué esperarse exactamente: la gente valora su tiempo y le gusta conocer de antemano si un tutorial va a solucionar su problema.



Por último, exporta tu vídeo una vez esté finalizado. Como formato, te recomendamos MP4 y, por supuesto, la calidad más alta que admita tu programa de edición. Recuerda que después la gente podrá reducir la calidad de visionado, pero es preferible ofrecer siempre la máxima resolución.

BONUS: Pide opiniones. Te aconsejamos que antes de publicar se lo muestres a tus conocidos. Es posible que algo que para ti esté clarísimo, no lo esté tanto para personas que no saben tanto del tema como tú. Si hay algo que no se entienda o que quede más, estarás a tiempo de modificarlo antes de compartir con una audiencia mayor.

Cómo monetizar o ganar dinero con tu videotutorial

Como te dijimos al principio, los videotutoriales sirven para ayudar a la gente, pero también te pueden dar (mucho) dinero. Si tienes una empresa, utilizar tus productos predispondrá a tu audiencia a comprarlos. Además, en el momento en que empieces a tener un público mayor podrás empezar a colocar anuncios y también a patrocinar los productos de marcas que utilices para tus tutoriales y lograr que te paguen por ello.






Foto: © 123RF.com
2
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Haz una pregunta
Nuestros contenidos son redactados en colaboración con expertos del ámbito tecnológico bajo la dirección de Jean-François Pillou, fundador de CCM.net y director digital en el Grupo Figaro. CCM es un sitio de tecnología líder a nivel internacional y está disponible en 11 idiomas.

Consulta también

El documento « Cómo hacer un vídeo tutorial: consejos y herramientas » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.