Redactar una carta de motivación

Noviembre 2016


Si buscas un empleo, prácticas preprofesionales o continuación de estudios, deberás redactar una carta de motivación para postular. A continuación te damos algunos consejos de redacción que pueden ayudarte a resaltar tus capacidades.

El principal objetivo de la carta de motivación es el de incitar al reclutador a conocer al candidato o examinar su expediente con mayor atención. Al incluir en esta sus puntos fuertes, se convierte en un medio de responder a las expectativas del reclutador y de convencerlo.

Escribir una carta de motivación es una etapa importante en la candidatura. Eres tú quien se expresa y serás juzgado tanto por el fondo como por la forma.

Todas las formas impersonales, verbos conjugados en condicional o en la forma pasiva no deben ser utilizados. La carta de motivación debe ser clara, redactada en un estilo simple, no muy corta ni demasiado larga.

Lanzarse directamente en la redacción de la carta es un ejercicio bastante difícil. Lo mejor es hacer un esquema previamente, organizando tus ideas y tus competencias. Esto podrá ayudarte a mostrar tus cualidades de manera más resaltante y eficaz.

Esquema de la carta

Puedes organizar la carta en varias partes, por ejemplo:


Presentación: se trata de suscitar el interés del lector, para lo cual debes poner en relación tu situación actual y la formación que buscas, así como tus logros (formación académica) y lo que conoces de la formación que solicitas.

Desarrollo: se trata de presentarse al lector poniendo en relación tu situación actual y la formación que solicitas. Incluye tu formación académica, conocimientos, experiencias, prácticas, pasatiempos, etc.

Objetivo: se trata de informar al lector de tus expectativas, para lo cual debes poner en relación tus aspiraciones profesionales y la formación elegida. Menciona qué beneficios deseas obtener de la formación en el futuro.

En resumen, tu carta de motivación debe ser: comprensible, personal, interesante, resaltante y objetiva.

Trucos de redacción

En una hoja haz una lista de tus competencias, cualidades, estudios y experiencia profesional para organizarlas mejor y seleccionar lo más importante y sobre todo para no olvidar alguna información relevante.

Formación académica: indicar el tipo de formación académica, estudios complementarios a tu carrera profesional como maestrías o diplomados, los idiomas aprendidos y conocimientos informáticos.

Formación extraacadémica: indicar si se tiene licencia de conducir, si se conoce sobre primeros auxilios, indicar si se tiene habilidades deportivas o musicales y otros cursos realizados.

Experiencia profesional: períodos de prácticas, trabajos realizados, descripción del cargo que se tenía.

Formación futura proyectada: estudios que se planea realizar como diplomados o maestrías para mejorar la formación académica y profesional.

Pensar en el futuro empleo: trabajo de campo o en una oficina, en equipo o individual, en el sector social, médico, industrial, etc. Pensar si se planea trabajar en el extranjero o permanecer en el país. Proyectar el nivel de responsabilidad del puesto que se espera obtener, así como el ambiente de trabajo en que se espera trabajar.

Solo te queda redactar tu carta de motivación definitiva, haciendo la síntesis de este primer trabajo. Habrá que seleccionar los elementos en función de la formación deseada, e intentar establecer un "hilo conductor" para la lectura de la carta, con el fin de mostrarle al lector la coherencia de tu proyecto profesional.

Consulta también :
El documento «Redactar una carta de motivación» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.