Hacer un perfil de LinkedIn atractivo: inglés, experiencia

Hacer un perfil de LinkedIn atractivo: inglés, experiencia

Hoy en día, crear y potenciar tu marca personal es uno de los mejores métodos que existen para mostrar tus habilidades profesionales, experiencia, motivación y logros. En este artículo aprenderás todo lo necesario para mejorarlo al máximo, darte a conocer en las empresas de tu interés y acercarte así al trabajo de tus sueños.

¿Qué necesitas para tener tu LinkedIn actualizado?

Una de las características clave que comparten los perfiles de LinkedIn más exitosos es que siempre están actualizados. Al menos una vez al año, haz limpieza y elimina cualquier información obsoleta que pudiera disuadir a futuros empleadores, conservando solo tus experiencias profesionales más recientes y esenciales. Además, cuando actualizas tu perfil con regularidad es más fácil recordar con detalle las misiones que desempeñaste y los objetivos que cumpliste. No dudes también en mejorar la descripción o indicar con más claridad tus tareas cada que lo recuerdes. Tener un perfil claro y conciso te será de gran ayuda al momento de buscar empleo. Si no tienes ideas, consulta otros perfiles de tu profesión para inspirarte. 

¿Cómo elegir tu foto de perfil de LinkedIn?

Nunca subestimes la importancia de la foto: ninguna mejora que hagas en tu perfil servirá de nada sin una buena imagen de presentación. Procura que sea reciente y que tu cara no ocupe menos del 60% de la misma, de manera que sea fácil reconocerte. Asimismo, te recomendamos evitar los planos amplios, con paisajes o artísticos (a menos que te dediques a una profesión creativa). Olvídate de recortar fotos de fiestas o vacaciones, e invierte mejor en una sesión de fotos profesionales que puedas utilizar en varios contextos. Idealmente deberás tener un peinado cuidado, ropa formal (camisa, saco) y, si eres mujer, un maquillaje discreto. 

Cómo hacer el perfil de LinkedIn perfecto
© Unsplash

¿Cómo redactar el titular de tu perfil?

El titular de tu cuenta es una breve descripción de 120 caracteres que sirve para que las personas interesadas (empleadores, gente del sector) tengan una idea rápida de tu perfil profesional. Aunque el espacio es relativamente corto, no tiene por qué simplemente describir tus estudios o tu puesto de trabajo actual. De hecho, es un buen sitio para dar un poco de rienda suelta a tu creatividad. Por ejemplo, puedes usar este párrafo a modo de presentación personal y explicar en él por qué te gusta lo que haces, o cuáles son tus metas y aspiraciones profesionales.

Lo primero que debes verificar es que tu descripción sea coherente con el resto de la información en tu CV. Si tu perfil tiene un lenguaje demasiado técnico, con palabras vagas o genera dudas en el lector, entonces es menos probable que te contacten. Ten siempre en mente  que el titular sirve para indicar de una forma rápida y concisa lo que puedes aportar como profesional en tu ramo. Por último, incluir palabras claves en esta parte de tu perfil puede ayudarte a mejorar tu posicionamiento en Google. No temas ser específico y evita incluir términos trillados o que tienen un significado vago

Estos son algunos de los elementos que puedes incluir:

  • Título actual: Jefe de proyecto, gerente de ventas, etc.
  • Términos globales: experto, especialista en, etc.
  • Lo que haces: diseño planes de estudio, asesoro empresas en, implemento soluciones para, etc. 
  • Especialización: especializado en derecho laboral, especializado en psicología clínica, programador backend, etc.
  • Herramientas o tecnologías que dominas: Java, Python, Salesforce, etc. 
  • Región o competencia lingüística: director España y Latam, asistente bilingüe español-inglés, etc. 
  • Si eres un trabajador independiente: traductor freelance, ilustrador autónomo, etc.
Cómo tener un perfil de LinkedIn perfecto
© Unsplash

¿Cómo hacer que tu currículum cuente una historia?

El extracto, de la misma manera que el titular profesional, no tiene por qué ser necesariamente formal e impersonal. Usa este campo para contar tu historia (hasta dónde has llegado y hacia dónde quieres ir en el futuro), así como para mencionar los intereses y habilidades que te hacen especial. Estas líneas son las primeras que ven los cazatalentos, así que asegúrate de incluir cualquier aspecto que consideres importante.

  • Crea un relato claro y coherente sobre ti

El primer paso para que tu CV cuente una historia es que tú mismo tengas claridad en el relato. Para esto, lo primero que debes preguntarte es qué tipo de trabajo buscas. Utiliza tu lista de habilidades y experiencia como borrador, y de ahí resalta solo aquellos aspectos que tengan coherencia. Por ejemplo, si tuviste un empleo de estudiante en una tienda de ropa, quizás no es relevante para conseguir un empleo en educación. Recuerda además escribir tu experiencia en orden cronológico (de la más reciente a la más antigua), únicamente guardando las experiencias relevantes (no es necesario que pongas en qué primaria estudiaste). Aprovecha también para incluir en tus intereses voluntariados, concursos, actividades deportivas significativas u orientadas a resaltar tus cualidades (dedicación, trabajo en equipo, disciplina). No todos tus hobbies aportan a tu currículum, especialmente si son muy generales: decir que te gusta leer no es en sí un plus; en cambio, animar un club de lectura o tener publicaciones hablará muy bien de ti. 

  • Resalta las tareas que puedan requerirse en el empleo que buscas

Si crees que tus últimas experiencias laborales no corresponden precisamente al perfil del puesto que buscas, puedes orientarlas en esa dirección, destacando las misiones o actividades que hacías y que pueden ser de utilidad en un nuevo trabajo. No dudes en resaltar tareas de organización, proyectos completados, o cualquier indicador concreto (número de empleados a tu cargo, de clientes, etc.)

  • Elige bien qué habilidades destacar

Por otro lado, en tu perfil encontrarás también una sección para destacar tus Habilidades. En este espacio más vale ser conciso, ya que previamente has mostrado tu carrera laboral. Tus habilidades y aptitudes son esenciales: los técnicos de selección de personal las compararán con una lista de requisitos previos para determinar así si eres un candidato a tener en cuenta. Incluye en tu perfil una lista de tus habilidades blandas y competencias técnicas, ordenándolas de mayor a menor relevancia. No temas incluir cualidades que te hagan destacar como una persona positiva, ya que muchos empleadores se fijarán también en la capacidad que tendrás para adaptarte a tu nuevo equipo.

  • No subestimes tus habilidades lingüísticas

En el mercado laboral actual es casi indispensable hablar inglés; sin embargo, muchas personas tienen miedo de arriesgarse a ocupar puestos bilingües, o a sacar provecho de sus capacidades. Si bien no todos tienen el mismo nivel, si consideras que es algo que podría destacarte, no dudes en incluirlo, especialmente si ya has te has desempeñado en empresas donde es un requisito. Por otro lado, no exageres tu nivel, ya que en las entrevistas suelen ponerte a prueba y no querrás que se lleven una decepción si tu nivel no corresponde a lo que presentaste en tu perfil. 

Por último, a la pregunta de si deberías o no escribir tu perfil en inglés, la respuesta es simple: depende de qué estés buscando. Según tu sector de actividad y el tipo de empresa que te interese, podrás hacerte notar en el idioma de los reclutadores. Sin embargo, en otros contextos puedes pasar por alguien pretencioso o sobre calificado. Ten en mente qué tipo de trabajo quieres y en dónde para adaptar tu perfil adecuadamente. 

Cómo tener un perfil de LinkedIn perfecto
© Unsplash

¿Qué incluir en tu CV si no tienes experiencia previa?

Si eres estudiante y apenas estás dando tus primeros pasos en el mundo laboral, no te dejes intimidar por tu falta de experiencia. Los reclutadores son conscientes de esto y estarán dispuestos a considerarte para puestos junior. Para tener un perfil de LinkedIn atractivo sin importar cuánta experiencia hayas acumulado, puedes hacer lo siguiente:

  • Escribe información pertinente sobre tus estudios

Como hemos mencionado anteriormente, no es necesario incluir todas las escuelas por las que has pasado en tu vida. Generalmente el bachillerato y la universidad bastarán para un perfil de estudiante en busca de empleo. Destaca la especialidad que hayas realizado en tu carrera, si has participado en congresos o concursos, y eventualmente el tema de tu tesis si tiene que ver con el tipo de empleo que buscas. Por último, si has hecho intercambios o estudios en el extranjero, es una excelente ocasión para mostrarlo. 

  • Puedes incluir trabajos temporales

Aunque a las personas con más experiencia no les recomendamos incluir todos los trabajos en los que hayan estado, al empezar tu vida profesional tendrás que echar mano de los elementos a tu disposición. No temas incluir empleos de verano o de medio tiempo, prácticas profesionales y toda experiencia que demuestre que eres una persona responsable, constante y que sabe seguir instrucciones. No te preocupes si esos empleos no tenían mucho que ver con tus centros de interés, a los reclutadores les interesa saber que sabrás comprometerte con su empresa. 

  • Concéntrate en los soft skills

Las habilidades llamadas "suaves" o "blandas" se aprenden en la vida cotidiana. Por eso, no temas hacer notar tu creatividad, capacidad de trabajar en equipo, responsabilidad, etc. Como consejo para que no te quedes con la mente en blanco durante una entrevista, asocia cada una de esas cualidades a un momento concreto de tu vida o estudios. Por ejemplo, decir que fuiste capitán en el equipo de fútbol de tu escuela muestra claramente tu capacidad de liderazgo, comunicación y trabajo por objetivos. 

  • No exageres tu perfil

Te recomendamos que seas lo más honesto posible al redactar tu perfil, resaltando las habilidades que has aprendido, pero sin exagerarlas. Es fácil para un reclutador experimentado detectar tus puntos flacos y hacerte preguntas incómodas para ver tu reacción. Si te has preparado para buscar un trabajo exagerando tu perfil, será notorio. Cambia esa inseguridad por aquello que no sabes por ganas de aprender, curiosidad y sentido de la responsabilidad, y verás que obtendrás mejores resultados. 

¿Cómo hacer contactos profesionales en LinkedIn?

  • Con el motor de búsqueda

Una gran cantidad de contactos profesionales se traduce en una mayor credibilidad de tu éxito y en una visión más clara de cuál es tu papel en la comunidad profesional a la que perteneces. Es importante que entiendas cómo funcionan los grados de conexión y que uses el motor de búsqueda interno de LinkedIn para añadir personas que conozcas (a través de su correo electrónico o cualquier otra información que tengas de ellas).

  • Por medio de las recomendaciones en el perfil

Del mismo modo, no dudes en escribir y pedir recomendaciones de tus antiguos jefes y colegas. Esto, además de darte un perfil más completo, te permitirá expandir tu red si consultas y añades los perfiles de personas que han recomendado a tus contactos. Mostrar que tus colegas o jefes aprecian tus habilidades profesionales también puede aportar mucha credibilidad a tu perfil, por lo que no deberías dudar en pedirles que te escriban una recomendación, cuanto más personalizada, mejor. Por supuesto, esto funciona en los dos sentidos y tú también deberías escribir recomendaciones hablando bien de las personas con la que trabajas o has trabajado.

Cómo tener un perfil de LinkedIn perfecto
© Unsplash

¿Cómo hacerte notar por los reclutadores?

Hasta ahora, tener un perfil claro y bien diseñado será de gran utilidad para que las personas que lo consultan tengan una idea clara de tus capacidades y experiencia. Sin embargo, vas a necesitar que nuevas personas lleguen hasta tu página si quieres encontrar un empleo. Por eso, no debes subestimar las opciones que LinkedIn te da como red social para hacerte notar. Por ejemplo:

  • Participa en los grupos

Similares a los grupos de Facebook, los grupos de LinkedIn son una parte muy importante de esta red profesional. Sirven tanto para conocer gente como para darte a conocer, además de ser una oportunidad para participar en reuniones, congresos, conferencias y todo tipo de eventos profesionales. Puedes comenzar siguiendo eventos destacados dentro de tu sector, para que puedas ver en tu Timeline las oportunidades de networking que ofrezcan. Asistir a una conferencia en línea y hacer preguntas o participar en foros en línea puede ser un excelente inicio para conectar con otros colegas del sector. 

  • Comparte tus logros

LinkedIn no deja de ser una red social y, como ya sabes, una de las claves del éxito en las redes sociales es ser activo. Así pues, deberías compartir regularmente los cursos que has hecho, los proyectos en los que has participado o cualquier otro logro profesional que consideres relevante. Del mismo modo, también deberías comentar, compartir y reaccionar a las publicaciones de los demás. Esto proyectará una imagen de ti mismo como alguien agradable y comprometido, y potenciará tus posibilidades de conseguir trabajo cuando sea que lo necesites.

Cómo tener un perfil de LinkedIn perfecto
© Unsplash

¿Cuáles son los errores más comunes al crear un perfil?

Ahora te habrás dado una mejor idea de lo que necesitas para que tu perfil sea un éxito. Solo nos queda recordarte cuáles son los errores más comunes que las personas cometen en LinkedIn y que pueden influenciar negativamente tu imagen. 

  • No uses términos muy generales

Cuando algo abunda, pierde el encanto y el interés. Eso es exactamente lo que ocurre con ciertas palabras clave en LinkedIn, tanto que incluso los algoritmos de la plataforma han aprendido a ignorarlas. Por ello, intenta evitar adjetivos demasiado generales como "creativo", "trabajador", "organizado", etc. Estas palabras y otras parecidas han llegado a ser tan populares que ya no tienen el peso de antes, y muchas veces no resulta creíble que la persona que se describe así realmente posea estas cualidades.

  • No abuses de los términos de moda

Del mismo modo, existen términos muy de moda pero que, si no los usas correctamente, volverán tu perfil más confuso. Si, por ejemplo, ves un perfil que dice "Facilitador de experiencias para empresas pequeñas y grandes", ¿te queda claro algo? No subestimes el poder de las palabras en esta red social. Los reclutadores prefieren comprender en un vistazo quién eres que ver una lista de palabras que están de moda. Por otro lado, tú también deberás estar atento a las ofertas de trabajo y el lenguaje que usan: muchas veces un "business developer" es en realidad un agente de ventas. En caso de duda, siempre es buena idea preguntar (de paso mostrarás tu interés por el puesto). 

  • No mientas

Parece una obviedad, pero muchas veces pensamos que una pequeña mentirilla no puede hacerle mal a nadie. Puede ser que al principio no tenga consecuencias negativas para ti, por ejemplo si dices que estudiaste en un colegio distinto al que fuiste en realidad. El problema puede venir después, ya que si vas subiendo de puesto y se descubre el engaño, por más inofensivo que parezca, puede significar el final de tu carrera en esa empresa. Recuerda que no existe el empleado perfecto, sino la persona adecuada para cierto puesto.

  • Usa imágenes adecuadas y de calidad

Ya hemos hablado un poco sobre cómo debe ser tu foto de perfil, pero lo repetimos. Los errores más comunes son poner una foto recortada de algún evento o momento familiar (y se nota), fotos de mala calidad o pixeladas, así como fotos muy viejas. Aunque no tienes por qué cambiar tu foto cada año, procura no seguir utilizando tu fotografía de hace 10 años en la que salías muy bien. Definitivamente pagar a un fotógrafo profesional para ayudarte con tu imagen es una inversión para tu futuro. 

  • Mantén siempre un lenguaje profesional

No solo lo que escribas en tu perfil cuenta. Al compartir publicaciones, escribir comentarios o participar en grupos, siempre sé profesional y amable con los demás. Es muy mal visto que te expreses mal de una empresa, antiguo empleador o colega, que participes en especulaciones, o simplemente que tomes esta red como si fuera cualquier otra. Si quieres compartir tu vida privada y hacer chistes, hazlo en tus redes sociales personales. 

  • No añadas a personas solo porque sí

Ya no se usa inflar la red de amigos con cualquier persona que te caiga bien o te envíe una solicitud. Las personas que consultan tu perfil pueden también interesarse en tus contactos, y ver una lista extensa de personas que ejercen muchas profesiones distintas envía un mensaje confuso. Esto no quiere decir que solo debas tener personas que se dediquen a lo mismo que tú, sino que debes mantener un balance. Hay personas que puedes tener en tus otras redes, pero que en esta tal vez no sea indispensable.