Multas por descargar películas y series en España: qué hacer

Multas por descargar películas y series en España: qué hacer

Cada cierto tiempo se producen campañas de denuncias contra cibernautas por bajarse de internet contenidos con derechos de autor. Si has tenido la mala suerte de ser uno de los afectados y has recibido una carta exigiéndote el pago de una multa por ello, te explicamos cómo tienes que actuar.

¿De qué se te acusa?

Para empezar, hay que dejar claro que la sanción no es por la descarga de contenido en sí, sino por compartirla con otros usuarios sin ser titular de los derechos de autor. El problema es que cuando utilizamos torrents para bajarnos películas o series, al tratarse de redes P2P, se comparte de forma automática, lo quiera o no el usuario.

Qué hacer si te llega una multa por descargar películas
© 123RF

Las empresas proveedoras de internet son las que recopilan las direcciones IP, que son públicas mientras la computadora está haciendo la descarga. Pero hay algo que los tribunales no tienen en cuenta: las direcciones IP no corresponden a una sola máquina, sino a todos los dispositivos que utilizan una conexión wifi, esto es, cualquier persona que tenga tu contraseña y se descargue contenido utilizando tu red.

En España, a diferencia de otros países, el propietario de la línea no es responsable de lo que hagan otras personas mientras utilizan su conexión. Por ese motivo, un juez no puede probar quién es el responsable de la descarga de contenido. ¿Qué debes hacer entonces si te llega una carta exigiéndote el pago de una sanción?

¿Qué hacer si te llega una multa por descargar contenido?

  • No pagar

Cuando llega la sanción a casa, el usuario tiene un plazo de un mes para abonar la suma requerida; de no hacerlo, será demandado. Aunque la llegada de la carta supone un susto, te recomendamos que no pagues: primero, porque en muchos casos la demanda no llega a producirse; segundo, porque hay grandes posibilidades de que seas absuelto; tercero, porque en el peor escenario, te obligarán a pagar únicamente la cantidad requerida inicialmente.

  • Buscar otros afectados: la unión hace la fuerza

Como las campañas de multas se producen generalmente contra personas que comparten operador de internet o por la descarga de un mismo contenido, debería resultarte fácil encontrar a otros usuarios en tu misma situación gracias a las redes sociales.

Nuestra recomendación es que busques a esas personas y os unáis en algún tipo de plataforma. De esta manera, podréis buscar ayuda legal de forma conjunta y ahorrar costes. Si os hacéis con un buen abogado especializado en derechos digitales y propiedad intelectual, es más que posible que logre sacaros del problema, ya que en este tipo de procesos es sencillo encontrar errores que acaben suponiendo vuestra absolución.

Y si no tienes suerte, ya sabes: lo peor que puede pasarte es que te obliguen a pagar la multa inicialmente demandada, por lo que no pierdes nada por intentarlo.

Qué hacer si te llega una multa por descargar películas
© Shutterstock
  • Protege tu anonimato en la red

Para evitar pasar por este mal trago en el futuro, te aconsejamos que protejas en la medida de lo posible tu anonimato en la red. Para ello, en primer lugar, cámbiate a un operador de internet que emplee CG-NAT, un sistema que hace que tu router tenga una dirección IP privada y que la IP pública sea compartida por varios clientes. En España, el grupo Másmóvil (que comprende Másmóvil, Yoigo y Pepephone) emplean este sistema.

Además, te recomendamos que cuando te descargues contenidos audiovisuales (o quieras proteger tu actividad en internet por el motivo que sea), utilices una red VPN, que camuflará tu dirección IP.