Los riesgos relacionados con las redes inalámbricas (802.11 o Wi

Septiembre 2017

Falta de seguridad

Las ondas de radio tienen en sí mismas la posibilidad de propagarse en todas las direcciones dentro de un rango relativamente amplio. Es por esto que es muy difícil mantener las transmisiones de radio dentro de un área limitada. La propagación radial también se da en tres dimensiones. Por lo tanto, las ondas pueden pasar de un piso a otro en un edificio (con un alto grado de atenuación).

La consecuencia principal de esta "propagación desmedida" de ondas radiales es que personas no autorizadas pueden escuchar la red, posiblemente más allá del confinamiento del edificio donde se ha establecido la red inalámbrica.

El problema grave es que se puede instalar una red inalámbrica muy fácilmente en una compañía sin que se entere el departamento de IT. Un empleado sólo tiene que conectar un punto de acceso con un puerto de datos para que todas las comunicaciones en la red sean "públicas" dentro del rango de transmisión del punto de acceso.

War-driving

Debido a lo fácil que es "escuchar" redes inalámbricas, algunas personas recorren la ciudad con un ordenador portátil (o PDA) compatible con la tecnología inalámbrica en busca de redes inalámbricas. Esta práctica se denomina war driving (a veces se escribe wardriving o war-Xing). Software especializados en "war-driving" permiten hacer un mapa exacto de la ubicación de estos puntos de acceso abiertos con la ayuda de un sistema de posicionamiento global (GPS).

Estos mapas pueden revelar las redes inalámbricas inseguras que están disponibles y a veces permiten que las personas accedan a Internet. Se crearon diversos sitios Web para compartir esta información. De hecho, en 2002 unos estudiantes londinenses inventaron una especie de "lenguaje de signos" para mostrar dónde están las redes inalámbricas al indicar su presencia con símbolos dibujados con tiza en las veredas. Esto se denomina "warchalking". Dos semicírculos opuestos significa que el área está cubierta por una red abierta que provee acceso a Internet, un círculo indica la presencia de una red inalámbrica abierta sin acceso a una red conectada y una W dentro de un círculo revela que es una red inalámbrica adecuadamente segura.

Warchalking

Riesgos de seguridad

Existen muchos riesgos que surgen de no asegurar una red inalámbrica de manera adecuada:


Intercepción de datos

Una red inalámbrica es insegura de manera predeterminada. Esto significa que está abierta a todos y cualquier persona dentro del área de cobertura del punto de acceso puede potencialmente escuchar las comunicaciones que se envían en la red. En el caso de un individuo, la amenaza no es grande ya que los datos raramente son confidenciales, a menos que se trate de datos personales. Sin embargo, si se trata de una compañía, esto puede plantear un problema serio.

Intrusión de red

La instalación de un punto de acceso en una red local permite que cualquier estación acceda a la red conectada y también a Internet, si la red local está conectada a ella. Es por esto que una red inalámbrica insegura les ofrece a los hackers la puerta de acceso perfecta a la red interna de una compañía u organización.

Además de permitirle al hacker robar o destruir información de la red y de darle acceso a Internet gratuito, la red inalámbrica también puede inducirlo a llevar a cabo ataques cibernéticos. Como no existe manera de identificar al hacker en una red, puede que se responsabilice del ataque a la compañía que instaló la red inalámbrica.

Interferencia radial

Las ondas radiales son muy sensibles a la interferencia. Por ello una señal se puede interferir fácilmente con una transmisión de radio que tenga una frecuencia cercana a la utilizada por la red inalámbrica. Hasta un simple horno microondas puede hacer que una red inalámbrica se vuelva completamente inoperable si se está usando dentro del rango del punto de acceso.

Denegación de servicio

El método de acceso a la red del estándar 802.11 se basa en el protocolo CSMA/CA, que consiste en esperar hasta que la red este libre antes de transmitir las tramas de datos. Una vez que se establece la conexión, una estación se debe vincular a un punto de acceso para poder enviarle paquetes. Debido a que los métodos para acceder a la red y asociarse a ella son conocidos, un hacker puede fácilmente enviar paquetes a una estación solicitándole que se desvincule de una red. El envío de información para afectar una red inalámbrica se conoce como ataque de denegación de servicio.

Asimismo, conectarse a redes inalámbricas consume energía. Incluso cuando los dispositivos inalámbricos periféricos tengan características de ahorro de energía, un hacker puede llegar a enviar suficientes datos cifrados a un equipo como para sobrecargarlo. Muchos periféricos portátiles, como los PDA y ordenadores portátiles, tienen una duración limitada de batería. Por lo tanto, un hacker puede llegar a provocar un consumo de energía excesivo que deje al dispositivo inutilizable durante un tiempo. Esto se denomina ataque de agotamiento de batería.

Consulta también


Risks related to wireless WiFi networks (802.11 or Wi-Fi)
Risks related to wireless WiFi networks (802.11 or Wi-Fi)
Les risques liés aux réseaux sans fil Wifi (802.11 ou Wi-Fi)
Les risques liés aux réseaux sans fil Wifi (802.11 ou Wi-Fi)
I rischi legati alle reti senza fili WiFi (802.11 o Wi-Fi)
I rischi legati alle reti senza fili WiFi (802.11 o Wi-Fi)
Os riscos associados às redes sem fios Wifi (802.11 ou Wi-Fi)
Os riscos associados às redes sem fios Wifi (802.11 ou Wi-Fi)
Última actualización: 21 de octubre de 2016 a las 12:04 por Carlos-vialfa.
El documento «Los riesgos relacionados con las redes inalámbricas (802.11 o Wi» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.