Identificación por radiofrecuencia (RFID)

Septiembre 2017

Introducción a RFID

La abreviatura RFID significa "Radio Frequency IDentification", y en español, Identificación por Radiofrecuencia. Esta tecnología se utiliza para identificar un elemento, seguir su ruta de movimiento y calcular distancias gracias a una etiqueta especial que emite ondas de radio, la cual se adjunta o se encuentra incorporada al objeto. La tecnología RFID permite la lectura de etiquetas incluso cuando éstas no se encuentran en una línea visual directa y puede además penetrar finas capas de materiales (pintura, nieve, etc.).

La etiqueta de radiofrecuencia (traspondedor, etiqueta RFID) está formada por un chip conectado a una antena, ambos contenidos en un rótulo (etiqueta RFID o rótulo RFID). Un dispositivo lo lee y luego, captura y trasmite la información.


Etiqueta RFID


Existen 3 categorías de etiquetas RFID.

  • Etiquetas de "sólo lectura", que no pueden modificarse.
  • Etiquetas de "una sola escritura que permite muchas lecturas".
  • Etiquetas de "lectura, regrabables".


Sin embargo, existen dos familias principales de etiquetas RFID:

  • Las etiquetas activas que están conectadas a fuentes de energía interna (pila, batería, etc.). Las etiquetas activas mejoraron la portabilidad, pero a un alto costo y con una duración restringida.
  • Las etiquetas pasivas utilizan energía que se crea a una distancia corta a través de la señal de radio del trasmisor. Estas etiquetas son más económicas y, por lo general, más pequeñas y tienen una duración prácticamente ilimitada. Su aspecto negativo es que requieren una importante cantidad de energía específica de parte del lector para funcionar.


Ejemplos de usos funcionales:

  • Seguimiento de cilindros de gas (Air Liquide, AGA)
  • Seguimiento de paquetes (WallMart)
  • Seguimiento de vestimenta industrial alquilada (Elis)
  • Identificación de animales: Reemplazo de tatuajes (Ordicam)
  • Administración de los libros de una biblioteca
  • Identificación de camiones y vagonetas (SNFF).


Las implementaciones de la RFID siguen diferentes estándares dependiendo de la funcionalidad requerida y el área donde se utiliza (por ejemplo, frecuencia de transmisión o potencia requerida).

La RFID puede utilizarse para cubrir diferentes necesidades. Es ideal para sectores internos de una compañía y áreas logísticas. Las mayores dificultades que afrontan los estándares RFID actualmente son: el costo de la etiqueta (alrededor de € 0,10 la más económica), las medidas anti-choque para evitar que varias etiquetas se lean en forma simultánea, la lectura de las etiquetas a través de líquidos, la aprobación lenta de los estándares, la re-evaluación de antiguos procedimientos, los problemas éticos y de seguridad.

La etiqueta RFID será el soporte del sistema EPC (Código Electrónico del Producto), la que represente a "la red electrónica de seguimiento de productos". Se prevé la implementación de una identificación única para todos los productos (etiquetas codificadas secuencialmente) y que se conecte a una red de datos compartidos en Internet. El EPC fue impulsado por los grandes protagonistas globales de la industria del comercio y de los sistemas de información. Fue desarrollado por el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts). En Francia, el EPC Global France, creado por GS1-France (anteriormente Gencod-Ean France), es responsable del desarrollo y la promoción del estándar.

Artículo escrito en colaboración con Eric Schuler, de <A HREF="http://www.arvensys.com/" TARGET="_blank">www.arvensys.com y Jean-François PILLOU.

Consulta también


RFID (Radio Frequency IDentification)
RFID (Radio Frequency IDentification)
RFID (Radio Frequency IDentification)
RFID (Radio Frequency IDentification)
Última actualización: 21 de octubre de 2016 a las 12:08 por Carlos-vialfa.
El documento «Identificación por radiofrecuencia (RFID)» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.