Tu opinión

Amazon pone a prueba a sus repartidores

Andrea Olea - 25 de septiembre de 2018 - 11:22
Amazon pone a prueba a sus repartidores
Amazon ha decidido probar la profesionalidad de sus repartidores con falsos paquetes.

(CCM) — Para comprobar si sus empleados son dignos de confianza, Amazon ha puesto en marcha un nuevo método: el envío de falsos paquetes, vacíos o mal etiquetados, para ver si los reportan.

Según un antiguo responsable de logística en la sede en Seattle, el objetivo es tender trampas a los repartidores para comprobar si siguen el procedimiento estipulado de devolver al depósito los paquetes que no han podido entregar o se los quedan para sí mismos. Contactada por Business Insider (en inglés), la empresa ha explicado que sus equipos de control de calidad efectúan numerosas auditorías sobre el reparto de paquetes, aunque según Amazon son tests aleatorios y no están dirigidos a ninguna categoría de empleados en particular.

La medida, en todo caso, pretende acabar con uno de los mayores problemas del negocio: el 31 % de los clientes de comercio online afirman haber sufrido percances a la hora de recibir sus envíos, según un sondeo de la empresa Shorr. Amazon, que está multiplicando sus modalidades de reparto (como la prueba de ropa a domicilio), quiere reforzar su ventaja en materia de seguridad. En todo caso, no es la primera vez que la compañía adopta medidas para controlar a su plantilla: hace pocos meses patentó una pulsera ultrasónica capaz de monitorear a los trabajadores.

Foto: © Jeramey Lende - Shutterstock.com
Deja tu comentario

Comentario

Comenta la respuesta de usuario anónimo