Polémica por un suicidio en directo en Periscope

Polémica por un suicidio en directo en Periscope
El suicidio en directo de una joven francesa ha desatado una polémica sobre los usos de esta aplicación de 'streaming'.

(CCM) — Una chica francesa de 19 años se arrojó a las vías de un tren de cercanías cerca de París y transmitió su suicidio a través de la aplicación de Twitter Periscope. Horas antes, la joven había explicado que había sido víctima de una violación y de agresiones por parte de su expareja y había advertido a sus seguidores que tenía pensado hacer "algo importante" en directo.

Pese a la alerta dada por algunas personas que seguían la transmisión en directo, las autoridades no pudieron evitar el suicidio, que también fue filmado por las cámaras de videovigilancia de la estación de Egly, al suroeste de París. El vídeo ha sido suprimido del hilo de Periscope, pero un fragmento del mismo que precede al suicidio puede verse en YouTube. En él, la chica explicaba que con su acción no pretendía "hacer ruido, sino hacer reaccionar a la gente, abrir sus mentes".

Ahora, la justicia francesa ha abierto una investigación por esta muerte, que se ha hecho viral en las redes y ha desatado una gran polémica en Francia y en otros países. El caso plantea numerosas preguntas, entre ellas, ¿son cómplices en cierto modo las personas que presenciaron el suicidio y no hicieron nada por impedirlo? ¿Podría impulsar a otros jóvenes con problemas? Y sobre todo, ¿cuál es el límite en el uso de las redes sociales?

Foto: © Nukeaf - Shutterstock.com