Por qué Sony quiere dejar de producir móviles y televisores

Para volver a los beneficios, Sony separará su negocio audiovisual en una subsidiaria y podría dejar de fabricar teléfonos y televisores.

Sony ha registrado pérdidas económicas en seis de los últimos siete años, por lo que el año pasado puso en marcha un plan de reestructuración a tres años con el objetivo de sanear sus cuentas y volver a obtener beneficios. La compañía sigue adelante con su estrategia y ha anunciado que el próximo 1 de octubre separará su división de audio y vídeo en una empresa filial. Y, además de estudiar la escisión de otras divisiones y conceder más autonomía a las subsidiarias ya existentes, está considerando la posibilidad de abandonar otros negocios, entre los que se podrían incluir tanto el de los teléfonos como el de los televisores, informa Teknautas.

En este sentido, el director general de Sony, Kazuo Hirai, ha explicado que la competencia de los fabricantes chinos, además de la de Samsung y Apple, ha perjudicado seriamente las ventas de sus celulares, por lo que podría vender esta división, aunque no descarta colaborar con otras empresas para revitalizar este negocio y el de los televisores.

La compañía ya escindió la fabricación de televisiones en una filial y vendió su negocio de computadoras portátiles Vaio a un fondo japonés el año pasado.

A corto plazo, Sony centrará sus esfuerzos en las divisiones más rentables, esto es, los sensores fotográficos para cámaras, los videojuegos y el entretenimiento.

Foto: © Creative Commons - Flickr: warrenski.