Futuro incierto para Google Glass

Google reconoce que se ha equivocado en algunos aspectos de Google Glass y ahora debe replantear su estrategia o abandonar el proyecto.

Los lentes (gafas) inteligentes Google Glass generaron una gran expectación cuando fueron presentados por Google hace dos años. Sin embargo, con el paso del tiempo y algunas dificultades, el entusiasmo inicial se ha hundido y no está claro cuál será el futuro de este dispositivo. El buscador reconoce que se ha equivocado en algunos aspectos de Google Glass y ahora debe elegir entre replantearse su estrategia o abandonar el proyecto, señala ABC.

Así lo explicó el jueves el director financiero de Google, Patrick Pichette, durante la presentación de los resultados económicos: "Cuando los equipos no son capaces de superar los obstáculos, pero creemos que todavía hay un montón de promesas, podemos pedirles que hagan una pausa y se tomen su tiempo para restablecer su estrategia".

En este sentido, los de Mountain View cerraron a mediados de enero el programa Explorer de sus lentes inteligentes y crearon una nueva división para ellos que estará dirigida por Tony Fadell, máximo responsable de Nest. El objetivo es comenzar una nueva etapa de transición al futuro.

El rechazo de los usuarios a llevar permanentemente unos lentes, su alto precio (1.500 dólares/1.324 euros), la proliferación de los relojes inteligentes y los problemas de privacidad son las principales dificultades a las que se enfrentan los Google Glass. Por ello, el buscador estaría trabajando en unas gafas menos intrusivas y dirigidas al entorno profesional.

Foto: © Creative Commons - Flickr: Janitors.