Tu opinión

LG apuesta por la pantalla curva para móviles

Pantalla más pequeña, materiales autorreparables y lo que es quizá más sorprendente: una superficie curva. Así es el nuevo móvil de LG.

No es la primera vez que LG apuesta por la curvatura para sus teléfonos. De hecho, la compañía surcoreana ya va por la segunda generación en este tipo de dispositivos con la presentación del LG G Flex 2. Sin embargo, este teléfono marca la diferencia al consolidar una propuesta que, hasta ahora, se había visto limitada a las pantallas de televisión, informa ABC.

La presentación ha tenido lugar en el CES 2015, la feria de electrónica de consumo más importante del mundo, que se celebra cada principio de año en Las Vegas (Estados Unidos). Un marco que LG ha aprovechado para resaltar la gran novedad de su móvil: mayor flexibilidad.

La renovación del teléfono no se queda ahí: el smartphone contará con un procesador Qualcomm Snapdragon 810 de ocho núcleos a 2.0 Ghz y con memoria RAM de 2 GB, una característica que ya ofrecía en su anterior versión.

Otras características destacables son la pantalla OLED de 5.5 pulgadas (frente a las 6 de su predecesor), dos opciones de capacidad, 16 y 32 GB ampliables hasta los 2 TB con microSD, y pantalla autorreparable ante eventualidades como arañazos o roces.

LG apuesta además por la calidad fotográfica, con una cámara principal de 13 megapíxeles y 2.1 megapíxeles para la frontal, estabilizador óptico y sistema de control facial para mejorar la calidad de los autorretratos. Todo un despliegue de funcionalidades que pronto nos dirán si ayudan a encajar en el mercado un teléfono cuya marca diferencial es la curvatura.

Foto: © LG - LG G Flex 2.