Tu opinión

Samsung Gear S, un reloj con pantalla curva

Samsung ha presentado el smartwatch Gear S, un reloj con pantalla curva que cuenta además con conectividad 3G, Bluetooth y Wi-Fi.

El nuevo dispositivo wearable del fabricante coreano es el ejemplo de que pronto los teléfonos móviles inteligentes podrán ser sustituidos por otro tipo de dispositivos más cómodos de llevar. La clave de esta transición está en la conectividad del dispositivo.

El director general y responsable de TI de Samsung Electronics ha señalado en un comunicado que "el Samsung Gear S redefine la idea del portátil inteligente y de la cultura de la comunicación móvil", recoge Portaltic. "Este dispositivo permitirá a los consumidores vivir una vida plena conectados en cualquier lugar y en cualquier momento", continúan las declaraciones.

La pantalla del Samsung Gear S es una Super AMOLED curva de 2 pulgadas, que se completa con una correa flexible para adaptarse a la muñeca de quien la use. La pantalla tiene una resolución de 360x480 píxeles y cuenta con una interfaz diseñada para su fácil manejo. Con un golpe de vista es posible visualizar las notificaciones y mensajes. Además, el usuario puede desviar las llamadas desde el móvil para recibirlas directamente en su muñeca. La respuesta a las llamadas se hace deslizando el dedo por la pantalla o, más sencillo todavía, con un comando de voz.

En el lado más técnico, el smartwatch de Samsung destaca por su procesador de doble núcleo a 1,0 GHz, 512 MB de RAM, 4GB de memoria y batería de 300 mAh que puede durar hasta dos días. El reloj saldrá a la venta el próximo mes de octubre y será entonces cuando comprobemos su capacidad de competir con otros dispositivos del sector como el comentado iWatch de Apple.

Foto: © SamsungMobilePress - Samsung Gear S.