Tu opinión

'Malware' contra centrales energéticas

Descubren un avanzado malware que espía las instalaciones energéticas de varios países y que podría llevar a cabo operaciones de sabotaje.

Tras los ataques en 2010 de Stuxnet, el virus que saboteó los sistemas de control industrial de Irán, un nuevo malware afecta ahora al sector energético europeo y estadounidense. Se trata de Dragonfly, una amenaza detectada por la empresa de seguridad informática Symantec y que permite el ciberespionaje de las instalaciones de energía de varios países occidentales.

Este malware también podría llevar a cabo operaciones de sabotaje industrial, informa TICbeat. Entre los objetivos de este ataque se encuentran compañías de la red de energía, empresas de generación de electricidad, operadores de oleoductos y proveedores de equipos industriales. Precisamente, los ciberdelincuentes han aprovechado una vulnerabilidad en el software de tres fabricantes de sistemas de control industrial para infectar con troyanos a un total de 1.018 plantas en 84 países, según ABC. España es el país más afectado junto a otros como Estados Unidos, Francia, Italia o Alemania.

Este malware lleva activo, al menos, desde 2011 y sus creadores han utilizado anteriormente otras técnicas de ataque como campañas de spam o la infección de webs visitadas por los empleados de las compañías afectadas. Su origen parece estar en Europa oriental. Symantec afirma que los atacantes utilizan dos troyanos diferentes y que, dado lo complejo y sofisticado de la operación, el grupo dispone de muy buenos recursos y es probable que cuente con el apoyo de algún Estado.

Foto: © Creative Commons - Flickr: Alfonsina Blyde ».

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe nuestros mejores artículos

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!