Tu opinión

Los problemas del coche de Google

El vehículo autónomo de Google tardará unos años en llegar a las carreteras debido a los problemas legales y de seguridad que plantea.

El cofundador de Google, Sergei Brin, presentó ayer un prototipo de vehículo autónomo diseñado por la propia empresa capaz de circular sin conductor y que carece de volante y pedales. Este automóvil está pensado para áreas urbanas, alcanza una velocidad máxima de 40 km/h y es capaz de interpretar las diferentes situaciones que se pueden dar durante la conducción cotidiana. La idea de Google es fabricar cien prototipos durante los próximos años para realizar pruebas en California. Sin embargo, Brin reconoció que aún quedan años de ajustes y negociaciones con los organismos reguladores para que este vehículo sea una realidad en la carretera. La ausencia de conductor lo cambia todo y plantea una serie de problemas legales y de seguridad que llevará años resolver, destaca ABC.

El primer problema viene de las aseguradoras pues, en caso de accidente, ¿quién es el responsable? ¿el propietario del automóvil o el fabricante? Otro problema es que hay que adaptar el código de circulación a estos nuevos coches. En California, por ejemplo, ya se pueden utilizar, pero siempre y cuando cuenten con pedales, volante y un conductor que tome el control manual en caso de que surja un problema inesperado. Estos vehículos, además, pueden suponer una seria competencia para transportistas y taxistas, y también habría que adaptar las infraestructuras de la ciudad para mejorar su fiabilidad.

Imagen captura de pantalla de El País