Snapchat, acusada de engañar

Las autoridades estadounidenses vigilarán Snapchat durante 20 años al comprobar que la aplicación no destruía los mensajes como prometía.

El punto fuerte de Snapchat es la autodestrucción de sus comunicaciones una vez leídas. Sin embargo, la Comisión Federal de Comercio (FTC) de Estados Unidos ha acusado a los responsables de la aplicación de haber engañado a los usuarios al prometerles que sus mensajes desaparecían por completo, informa La Vanguardia. Los mensajes, en realidad, no desaparecen totalmente. La FTC considera que Snapchat no es transparente al informar adecuadamente a sus usuarios sobre la facilidad con que sus imágenes y mensajes pueden ser guardados.

En su denuncia, la comisión cita diferentes métodos para recuperar los contenidos enviados a través de Snapchat: desde la tradicional captura de pantalla a aplicaciones de terceros que se cuelan en las comunicaciones del servicio. Asimismo, la FTC acusa a los creadores de esta app de haber recopilado información privada de sus usuarios sin su consentimiento y sin tomar las medidas de seguridad necesarias. La filtración de un listado con los datos personales de millones de usuarios en enero puso en evidencia esta práctica.

Tras esta denuncia, Snapchat ha llegado a un acuerdo por el que creará un nuevo programa de privacidad y se someterá a la vigilancia de las autoridades estadounidenses durante 20 años. Asimismo, no podrá "tergiversar" la medida en que protege la confidencialidad de la información de los usuarios. Sus responsables han admitido las acusaciones y aseguran que se toman "muy en serio" la privacidad de sus usuarios.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: mushman1970