China, a la conquista de la telefonía móvil

China ha pasado de ser la gran fábrica mundial de las compañías occidentales a ser un duro competidor a la conquista de la telefonía móvil.

China vive inmersa en un crecimiento económico continuo que se deja notar en la tecnología. Durante los últimos años, el país ha pasado de ser la gran factoría mundial donde las multinacionales occidentales fabricaban sus dispositivos a convertirse en un duro competidor que, gracias a sus propias empresas, se ha lanzado a la conquista de la telefonía móvil, como subraya Hoy Extremadura. Si hasta hace poco, los productos fabricados en China eran sinónimo de baja calidad, un grupo de fabricantes ha ido cambiando esa imagen. Es el caso de reputadas firmas como Huawei, ZTE, Xiaomi o Jiayu, que han ido abriéndose paso en el mercado aplicando una sencilla fórmula: productos con grandes prestaciones a precios asequibles.

La última en entrar en este negocio ha sido OnePlus que, con su smartphone OnePlus One, quiere revolucionar el mercado. Se trata de un terminal de gama alta considerado el más rápido del mundo que se vende por 269 euros/299 dólares o 299 euros/349 dólares en función del modelo. Mientras preparan su entrada en otros países, estas marcas dominan el mercado chino: siete de cada diez teléfonos vendidos en China son de marcas nacionales. Por ello, grandes fabricantes occidentales como Apple intentan abrirse paso en este suculento mercado. Por su parte, ZTE y Huawei están ya entre los cinco mayores fabricantes del mundo.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: AnthroTom