Orange, obligada a actuar en España

La compra de Ono por parte de Vodafone obliga a Orange a adquirir otra compañía para no quedarse atrás en el mercado español.

El mercado europeo de telecomunicaciones vive un agitado proceso de consolidación en el que la tendencia, como destaca la web de ABC, está siendo la concentración en grandes grupos para hacer frente a los retos del futuro: el desarrollo del 4G y la fibra óptica, la guerra de precios y el empuje del mercado estadounidense. España forma parte de esta dinámica y, en este sentido, la compra de Ono por parte de Vodafone empuja a Orange a adquirir otra operadora si no quiere quedarse atrás ante una potencial consolidación del mercado español. Por ahora, la que parece mejor posicionada para esta compra es Jazztel, cuyo valor, según los expertos, es de 2.800 millones de euros (3.800 millones de dólares). El crecimiento en el mercado de telefonía móvil, la expansión de su red de fibra óptica y los buenos resultados financieros hacen de esta empresa de telecomunicaciones una de las más "atractivas" de la bolsa española, según Banco Sabadell.

Sin embargo, Frank Knowles, de New Street Research, cree que Orange podría retomar las conversaciones para comprar Yoigo, la cuarta operadora del país, mientras que Bernstein Research considera que la operadora francesa debería vender su negocio de telefonía móvil en España y centrarse en sus negocios en Francia y África. Esa opción favorecería la consolidación de un duopolio integrado por Telefónica y Vodafone.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: uriondo