Sony: ¿fin de su imperio electrónico?

Tras las continuas pérdidas de su división de electrónica, Sony se plantea deshacerse del negocio que la llevó a lo más alto.

Desde su creación en 1946, Sony ha sido reconocida como una de las empresas líderes en el sector de la electrónica: el walkman, el televisor Trinitron o la PlayStation son algunos de los éxitos comerciales que han jalonado su historia, como destaca la web del diario español Abc. Sin embargo, tras diversificar su actividad, las continuas pérdidas que ha registrado su división de electrónica durante los últimos años están llevando a Sony a redefinir su estrategia y deshacerse de parte de su negocio.

Parece que este declive comenzó con el nuevo milenio: la crisis financiera de 2008 golpeó muy duramente a la empresa tokiota, lo que, según los analistas, demostró que aún no se había recuperado de la crisis de las puntocom de 2000-2001. El terremoto y el tsunami que sufrió Japón en 2011 y la competencia de empresas surcoreanas y chinas también han contribuido a minar su fortaleza. Actualmente, el negocio de Sony ya no está en la electrónica: mientras las divisiones de cine y música le han reportado 7.000 millones de dólares (5.150 millones de euros) de ganancias en los últimos 10 años, la división de electrónica le ha causado 8.500 millones de dólares (6.250 millones de euros) de pérdidas. Por ello, la venta de Vaio parece indicar que la empresa está decidida a deshacerse de su negocio más emblemático.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: kirainet