Telefónica: la compra de Canal+ está estancada

La compañía española también bloquea cualquier oferta de otras empresas interesadas.

Telefónica no se decide a continuar el proceso de compra del proveedor de televisión de pago Canal+, anteriormente llamado Digital+. El interés del gigante español por hacerse con el 56% de la plataforma televisiva es conocido desde hace meses, pero todavía no ha hecho ningún avance en la adquisición. Según informa el periódico El Confidencial, Telefónica está utilizando su posición aventajada como accionista de Canal+ para impedir el acceso de terceras partes en las negociaciones. En la actualidad, la empresa controla un 22% del operador de televisión, por lo que participación de otros interesados en la compra de Canal+ debe tener su aprobación y la de Mediaset, que posee el mismo porcentaje. Gracias a este privilegio, la compañía de telefonía bloquea las ofertas de compra del magnate de las comunicaciones Rupert Murdoch o de Liberty Media Corporation.

Telefónica busca ganar tiempo para estudiar cómo afrontar esta vez las condiciones que la Comisión Nacional impuso cuando adquirió el 22%. La intención de Telefónica es fusionar Canal+ con su operador, Imagenio, pero todavía no han concretado la estrategia que seguirán. Además, a medida que pasa el tiempo Canal+ se deprecia como consecuencia de la pérdida de abonados, por lo que se desconoce cuál sería el precio de la operación. El mayor perjudicado por esta decisión es Prisa, el actual propietario, a quien le urge vender sus acciones para afrontar la deuda en la que está sumido.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: Espacio CAMON