Xbox One: sí tendrá Kinect

Microsoft ha confirmado que su nueva consola Xbox One sí integrará el sensor de movimientos Kinect.

Un rumor se extendió en blogs y medios especializados a lo largo del día de ayer: Microsoft podría lanzar en 2014 un nuevo modelo de su consola Xbox One sin su popular sensor de movimiento Kinect. La empresa se apresuró a desmentirlo por medio de un portavoz. "No tenemos planes de lanzar una Xbox One sin Kinect", aseguró el representante de Microsoft, tal y como recoge el sitio web Gamefront. El comunicado de la compañía insiste en que creen en Kinect y que "aporta valor a los juegos y al entretenimiento". Recuerdan que el precio de la consola (499 dólares o 380 euros) es un buen precio para los consumidores.

La citada página web recuerda que Microsoft ya había mencionado en varias ocasiones que su Xbox One no podría funcionar sin Kinect. La consola, que será comercializada a finales de año, coincidiendo con la campaña de ventas navideña, ha protagonizado varias noticias en los últimos meses. La última apuntaba a que los usuarios podrían jugar a un título mientras éste se instala en el disco duro del dispositivo. Hace unos meses, se desató la polémica ante la información que apuntaba a que sería necesario disponer de una conexión a Internet para poder jugar, ante lo que Microsoft tuvo que dar marcha atrás y cambiar este requisito.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: Pop Culture Geek