Apple preocupa a los relojeros suizos

Los fabricantes de relojes suizos temen que el reloj en el que trabaja Apple pueda afectar sus ventas.

La compañía liderada por Tim Cook trabaja en la fabricación de un híbrido entre reloj y smartphone o teléfono inteligente, que posiblemente se llame iWatch. Su propósito es revolucionar la industria relojera, como ya hiciera en el pasado con la musical y la telefónica. Fiel a su secretismo, Apple no ha dado ningún detalle. Aun así, los relojeros suizos comienzan a plantearse las repercusiones que el lanzamiento de este reloj inteligente pueda tener en el mercado. En declaraciones recogidas por El Nuevo Herald, representantes del sector creen que el nuevo producto de Apple irá destinado a gente joven y a clientes de productos de lujo. Además, afirman que las ventas de sus colecciones de alta gama, las que más beneficios reportan, no se verán perjudicadas, pero que marcas más asequibles como Swatch, quien ha ofrecido su ayuda a la marca de la manzana, se verán afectadas.

El de Apple no es el único reloj inteligente que se espera. La relojera Tag Heuer ya colabora con la empresa informática Oracle en el desarrollo de relojes inteligentes. Hace un año, Sony sacó al mercado un reloj equipado con el sistema operativo Android y capaz de conectarse a Internet. Por otra parte, en la última edición de la feria tecnológica CES, celebrada en Las Vegas, se presentaron todo tipo de dispositivos capaces de conectarse a Internet y realizar llamadas, desde guantes hasta uñas.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: ianfogg42