Nokia, resistente a golpes, agua y calor

Nokia ha sometido a pruebas de resistencia a varios de sus últimos dispositivos, como los teléfonos Asha 210 y 501 y los Nokia 208 y 207.

Los teléfonos resistentes a los diferentes elementos parecen ser la nueva obsesión entre algunos fabricantes de dispositivos. Tras el Sony Xperia Z, que se puede sumergir bajo el agua, la empresa finlandesa Nokia ha querido poner a prueba a varios de sus nuevos terminales. Los productos con los que ha experimentado son los Asha 210 o 501 y otros celulares de los que habíamos hablado recientemente: los económicos Nokia 207 y 208. Para ello, la firma responsable de integrar el sistema operativo de Microsoft Windows Phone en sus smartphones más recientes, ha sometido a los dispositivos anteriormente mencionados a varias pruebas de resistencia.

Entre éstas destacan los golpes, el contacto con las altas temperaturas y el agua. El resultado de este test ha sido muy positivo: los móviles no tenían el mínimo rasguño, según indica el sitio web Portaltic de la agencia de prensa Europa Press. Para demostrar la fiabilidad de sus dispositivos, Nokia ha publicado un vídeo en su cuenta oficial de YouTube. En éste, puede observarse cómo sus teléfonos caen en situaciones cotidianas o cómo son capaces de resistir al calor. Sin duda, una apuesta de la empresa finlandesa por lograr más notoriedad en unos meses en los que muchos usuarios europeos y norteamericanos sufren los efectos del agua y el calor en sus vacaciones en la playa.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: Cesar R.
Consulta también