Steve Jobs: la sombra del genio

Apple se enfrenta a un período de incertidumbre en el mercado año y medio después de la muerte de Steve Jobs.

Analistas y prensa especializada no se ponen de acuerdo para señalar las causas de la primera caída del beneficio de Apple en más de 10 años: ¿mejores productos de la competencia, menor efecto novedad por parte de Apple o, sencillamente, una mala estrategia de la empresa de Cupertino? Lo único que produce unanimidad es que, tras la muerte del mítico Steve Jobs, las cosas han cambiado mucho. El genio, muy carismático, logró despertar el culto a su persona y, en consecuencia, a los productos de su empresa. Cada vez que Jobs hablaba en una rueda de prensa, la expectativa era enorme, incluso meses antes de una presentación, con cientos de rumores publicados en Internet.

Las cosas han cambiado mucho tras su muerte. El actual presidente ejecutivo, Tim Cook, no logra atraer a las masas como lo hacía su predecesor. Además, su estrategia pasa por premiar a los accionistas, con un incremento del dividendo. Algo opuesto a la visión de Steve Jobs, quien no sólo no se planteaba esta opción, sino que buscaba reinvertir en Apple, con un objetivo muy claro: lanzar nuevos productos, cada vez con nuevas mejoras y un mejor diseño. De esta forma, las acciones crecían al alza. Con todo, los dispositivos Nexus, los productos de Samsung o los smartphones de HTC están ganando mucho terreno a Apple. Todavía quedan muchos meses hasta el cierre del ejercicio de 2013, cuando descubriremos quién gana la batalla en el mercado.

Foto con licencia CreativeCommons, Flickr: guccio