Tu opinión

China rechaza las sospechas de espionaje del Congreso de EEUU


La tableta de Huawei

Una promotora demuestra la tableta de Huawei el 19 de junio de 2012 en Singapur. Una investigación del Congreso estadounidense determinó el domingo 7 de octubre de 2012 que los gigantes chinos de telecomunicaciones Huawei y ZTE amenazan a Estados Unidos, por lo que deben ser excluidos de contratos y adquisiciones de compañías estadounidenses.

Los temores estadounidense según los cuales los fabricantes chinos de equipamientos de telecomunicaciones representarían una amenaza para la seguridad de Estados Unidos son "infundados", declaró un portavoz del ministerio chino de Comercio.

Un borrador del informe redactado por el Comité de Inteligencia del Congreso estadounidense afirma que la tecnología de los dos gigantes chinos del sector, Huawei y ZTE, podría ser utilizada para espiar y recomienda prohibir a estos dos grupos la firma de contratos y la realización de compras en Estados Unidos.

"El informe de la investigación del Congreso estadounidense, que se basa únicamente en sospechas subjetivas, acusa a China de una manera infundada en nombre de la seguridad nacional", declaró el portavoz Shen Danyang el martes por la noche a través de la página' web' del ministerio.

"China expresa su total oposición y graves temores" tras este informe, añadió Shen, que "espera que Estados Unidos abandone su práctica de discriminación contra la sociedades chinas".

Las restricciones previstas por los autores del informe podrían tener graves consecuencias, especialmente para Huawei, segunda empresa mundial del sector.

El año pasado, Huawei realizó ventas en el Estados Unidos por un valor de 1.300 millones de dólares y al mismo tiempo compró componentes en ese país por un monto de 6.600 millones de dólares.

© 2012 AFP

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe nuestros mejores artículos

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!