Tu opinión

Nokia y Sony también estudian la ola de suicidios en Foxconn


El presidente del grupo Hon Hai, Terry Gou.

El presidente del grupo Hon Hai, con el nombre comercial de Foxconn, Terry Gou, secándose el sudor antes de comparecer ante la prensa el 26 de mayo en la planta de la fábrica en Shenzen por el suicidio de 11 obreros chinos en lo que va de año.

El gigante finlandés Nokia, número uno mundial del teléfono portátil, y el electrónico japonés Sony anunciaron este viernes que examinarán las condiciones de trabajo en las fábricas de su proveedor taiwanés Foxconn Technology, después del suicidio de 11 obreros chinos este año.

Nokia y Sony siguieron así los pasos de los grupos informáticos estadounidenses Apple, Dell y Hewlett-Packard, preocupados por esta ola de suicidios registrados en China entre los empleados del grupo Hon Hai Precision Industry, conocido bajo el nombre comercial de Foxconn.

En total, 11 obreros murieron arrojándose al vacío, diez de los cuales desde el gigantesco edificio del grupo en Shenzhen, en el sur del país. Se registraron otros tres intentos de suicidio, uno de ellos el jueves, según los medios de comunicación chinos.

"Estamos muy preocupados y tomamos esto muy en serio", indicó Nokia en un comunicado.

Sony, por su lado, anunció que "tomó las primeras medidas para volver a evaluar el ambiente de trabajo en Foxconn".

El presidente y fundador de Hon Hai, Terry Gou, que viajó a Shenzhen esta semana, defendió las prácticas en su grupo y afirmó que "sus fábricas no funcionaban con sudor y sangre".

Algunos empleados de Foxconn afirmaron por su parte que debían trabajar muchas horas diarias por un salario muy bajo, en un contexto de intensas presiones.

© 2010 AFP