Tu opinión

El nuevo iPhone 3G salió a la venta simultáneamente en 22 países


Comprador muestra su iPhone 3G recién comprado

David Yoo levanta su iPhone 3G mientras deja la tienda de Apple el 11 de julio de 2008 en Nueva York. Yoo fue el primer consumidor en salir de la tienda con el nuevo teléfono.

De Tokyo a Nueva York, de México a Londres, los fanáticos de la tecnología acudieron este viernes a las tiendas Apple en 22 países en todo el mundo para comprar la última versión del celular iPhone 3G, capaz de navegar más rápido en internet que el modelo lanzado en 2007.

Los neoyorquinos acudieron masivamente a la tienda principal de Apple sobre la Quinta Avenida de Manhattan para comprar su iPhone 3G que se puso en venta a la ocho en punto de la mañana.

Una docena de empleados de Apple con camisetas color naranja aclamaron y aplaudieron a unos mil fanáticos del producto que desde la madrugada --algunos incluso desde la noche anterior-- hicieron fila para ser los primeros.

El iPhone 3D es un teléfono celular con funciones de lector de MP3 y capaz de navegar en internet, con una gran pantalla táctil que permite consultar internet dos veces más rápido que el primer modelo lanzado hace un año.

En América Latina se puso en venta únicamente en México, pero Apple anunció que pronto estará disponible en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, República Dominicana, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay y los países de América central.

En Londres hubo atrasos en la distribución debido a un problema técnico. En Japón, donde poseer el último objeto tecnológico es una pasión nacional, más de 1.000 clientes hicieron fila desde la noche anterior en el centro de Tokyo.

Los primeros que compraron el nuevo celular en todo el planeta, gracias a la la diferencia horaria, fueron los neozelandeses, que desafiaron el crudo invierno austral para hacer fila en Auckland, Wellington y Christchurch.

Sin embargo, muchos clientes de Nueva Zelanda se quejaron de que el modelo más barato, vendido en ese país por unos 150 dólares, implicaba un contrato de conexión de unos 250 dólares mensuales.

En Nueva York el primero en salir sonriente con un iPhone 3G en la mano fue David Yoo, un neoyorquino de 24 años que había llegado a la medianoche.

"Estoy muy contento", dijo Yoo a los reporteros al salir de la tienda 16 minutos después de haber entrado. "Voy a llamar a mi madre", comentó.

Explicó que había comprado el nuevo teléfono "por la velocidad de internet y por el GPS", el sistema de orientación incluido en el nuevo modelo.

"También me gustan las aplicaciones, tanto como el teléfono", dijo, antes de admitir que venderá por internet el viejo modelo de iPhone que compró el año pasado. Su 3G tiene 16 gigas de memoria y le costó 299 dólares.

Jason Rappaport, otro neoyorquino, de 27 años, no tuvo que pasar la noche haciendo cola. Llegó a las cinco de la mañana y también fue de los primeros en salir con el aparatito: a las 8h45 ya tenía su nuevo iPhone 3G.

"Lo más importante para mí es la velocidad de internet, porque el modelo anterior era demasiado lento", dijo. "El GPS también es importante, uno sale del metro sin saber bien dónde está y con sólo apretar el botón queda orientado".

Rappaport dijo que regalará el viejo modelo a su madre o hermana. "Pero el nuevo lo precisaba, porque soy un fanático de las novedades tecnológicas".

© 2008 AFP