Tu opinión

Un cable de telecomunicaciones entre Cuba y Venezuela operará en 2010


Cable submarino entre Cuba y Venezuela

Ficha del proyecto de cable submarino entre Cuba y Venezuela.

Un cable de fibra óptica que unirá a Cuba y Venezuela a lo largo de 1.550 kilómetros entrará en operaciones en 2010, y multiplicará por 3.000 la capacidad de conexión de la isla con el exterior, según expertos de ambas naciones, citados el lunes por el diario oficial Granma.

El cable, de dos pares de fibra, tendrá una capacidad 640 gigabytes y unirá la zona de Camurí, cercana al puerto de La Guaira, en el estado de Vargas (noreste de Venezuela), y la playa Siboney, en las afueras de Santiago de Cuba (sureste), según el proyecto que lleva a cabo la empresa mixta binacional Telecomunicaciones Gran Caribe.

El director de la empresa, Wilfredo Morales, precisó que está previsto que la selección del suministrador concluya en agosto próximo y la colocación del cable a finales de 2009 o principios de 2010, para cuando el sistema podría iniciar operaciones.

El cable inicialmente unirá Venezuela con Cuba, y la isla con Jamaica; y en una segunda fase podría enlazar a Nicaragua y Haití, según los planes.

"Este es un trabajo muy complejo tanto por la especialización y el nivel técnico que requiere, como por una serie de elementos de orden estratégico y político que confluyen en él", dijo a Granma Liliana Rivas, coordinadora por la parte venezolana del proyecto. En ese sentido, Rivas citó "el tema de las aguas territoriales, el bloqueo (de Estados Unidos a Cuba) y la búsqueda de suministradores que cumplan".

El ingeniero venezolano Carlos Orfila señaló sobre los efectos del embargo norteamericano en este sector que Cuba está impedida de conectarse a cables muy próximos, como el Miami-Cancún, que sólo pasa a 32 kilómetros del Malecón de La Habana. "Si no existiera el bloqueo, conectar a Cuba costaría unos 500.000 dólares (unos 322.700 euros), pero las compañías no pueden hacerlo porque nunca reciben el permiso del departamento de Estado de EEUU", manifestó.

La empresa Gran Caribe, creada en enero, "avanza en los trabajos de proyectos para la obra y en el proceso de selección de la entidad que asumirá la construcción del sistema", y es la primera de América Latina que asume una operación semejante sin participación de transnacionales, según Granma.

El periódico no menciona el costo del proyecto, pero el presidente Hugo Chávez habló en octubre pasado de lograr un crédito chino de 70 millones de dólares para ese fin.

Según La Habana, las limitaciones al acceso de internet en Cuba se deben a que, por el embargo, solo puede conectarse a través de satélite, lo que significa una banda más estrecha y elevados costos; pero Washington y opositores atribuyen las restricciones a un control político.

© 2008 AFP

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!

Recibe nuestros mejores artículos

¡Suscríbete a nuestra Newsletter!