0
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Dar un aspecto antiguo a una foto



Dar un aspecto antiguo a una foto puede parecer complejo para algunos, pero hay algunos trucos que permiten hacer este efecto rápidamente gracias a The Gimp.

Existen varios métodos y efectos de envejecimiento. El que vamos a ver en el presente artículo consiste en dar un efecto de una vieja foto estropeada por el tiempo y las manipulaciones, gracias a una textura que sobrepondremos a la imagen.


La textura para envejecer


La textura permite dar una apariencia de envejecimiento, en lugar de tratar de dibujar rayas sobre la imagen.

La elección de la textura es primordial, los viejos muros se prestan muy bien al efecto: marcas del tiempo, textura natural y relieve no muy exagerado.

Lo ideal es encontrar un muro un poco estropeado y fotografiarlo. La utilizaremos para sobreponerlo a nuestra foto.

El blanco y negro


Abre la imagen que quieres envejecer en Gimp. Luego, anda a Archivo> abrir como capas> abre la foto del viejo muro.

Vuelve cada capa en blanco y negro para dar un efecto de viejo a la foto. También tienes que añadir un ligero color sepia para encontrar este típico tono de las fotos antiguas.

Para pasar al blanco y negro, desatura cada capa. Para eso, selecciona la capa, luego anda a "Colores"> "Tono y saturación"> disminuye la saturación al "-100 %" .

Solapar la textura


Ahora vamos a solapar la textura a nuestra foto. El objetivo es fusionar la imagen original y el muro estropeado que fotografiamos.

Selecciona la capa con la imagen del muro, anda a la pestaña modo (normal) y elige "solapar". Una pequeña precisión sobre la textura: mientras más clara sea una parte de la imagen, la textura será menos visible.

Si quieres que el efecto sea más visible, necesitas aumentar la opacidad de la capa del muro.

También puedes jugar con la textura, modificando el contraste
: Colores> Ajustar el brillo y el contraste> aumentar el contraste.


Ambos capas están fusionadas, ahora sólo queda graduar la opacidad, con el fin de que la textura no sea muy marcada.

Para eso, en el espacio de trabajo, selecciona la capa con el muro, y disminuye la opacidad de la capa . En nuestro caso, será el 50 %.

Adapta esta opacidad a la foto, a los diferentes detalles que quieres guardar.

Poner un efecto sepia


Para hacer un efecto sepia, Gimp da un tono de un solo color a la imagen. Siempre sobre la capa del muro, anda al menú "Colores"> "Colorear" . Sólo tienes que graduar el color y su saturación.

Los ajustes para un tono sepia, o un poco más caliente son: tono=31, saturación=32, luminosidad=3.

Personaliza tu efecto


Todos estos efectos como textura, opacidad, sepia, etc. son modificables y puedes graduarlos como mejor te parezca.

Luego de leer este tutorial, diviértete disminuyendo o ampliando cada efecto para ver el resultado. Probando cada efecto y graduándolo es cómo se logra encontrar el efecto que se busca.

Las texturas podemos encontrarlas por todas partes, en la calle, en la naturaleza, etc. Sin embargo, escoge un conjunto homogéneo teniendo poco relieve y una buena luz (como el viejo muro, sin sombras) con el objetivo de que la imagen superpuesta no sea demasiado visible.


0
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Haz una pregunta
Jean-François Pillou

Nuestros contenidos son redactados en colaboración con expertos del ámbito tecnológico bajo la dirección de Jean-François Pillou, fundador de CCM.net y director digital en el Grupo Figaro. CCM es un sitio de tecnología líder a nivel internacional y está disponible en 11 idiomas.

Más información sobre el equipo de CCM

0 Comentario