5
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Cómo proteger tus datos personales en Internet

Hoy más que nunca, la protección de tu información personal debe ser una prioridad, dado que es tan valiosa para ti como puede serlo para personas o empresas que hacen un uso indebido de ella. Con frecuencia, tus datos personales son filtrados a anunciantes que envían publicidad molesta y bombardean tu correo electrónico de spam. En el peor de los casos, tu información personal puede caer en manos de hackers, lo cual es aún más peligroso porque compromete tu privacidad y seguridad, así como la de tu ordenador. Como es mejor prevenir que curar, te preparamos este artículo en el que abordamos las mejores medidas de precaución para proteger tu información.



Por qué necesitas proteger tus datos personales

La ciberseguridad en internet es un tema que preocupa a muchos. En la era digital es cada vez más difícil garantizar la confidencialidad de la información cuando guardamos todo en los servidores de almacenamiento en la nube. Además, las diferentes empresas y organizaciones llevan registros de nuestras compras, movimientos, llamadas personales y correspondencia para venderlos a terceros con fines comerciales y publicitarios.

Si tu ordenador, teléfono móvil o tablet no cuentan con la protección necesaria, estás poniendo en riesgo tu privacidad y seguridad, ya que en esas condiciones los hackers pueden robar tu información personal con facilidad. Esto puede convertirte en víctima de fraude, suplantación o robo de identidad, operaciones ilegales, extorsión, daños graves en el sistema operativo de tu dispositivo e incluso pérdida de información sensible. Para que no se la dejes fácil a los ciberdelincuentes, a continuación te mostramos varias formas efectivas de proteger tu información al máximo.


Cómo proteger mejor tus datos personales

Para mejorar el nivel de protección de tu información personal, puedes poner en práctica las siguientes medidas:

Instalar un antivirus

Un software antivirus de confianza es fundamental para detectar las amenazas que atentan contra tu ciberseguridad. Es recomendable instalar un antivirus —cuya efectividad haya sido comprobada—, mantenerlo actualizado y realizar análisis periódicamente. Esto te protegerá al detectar todo tipo de malware, como el phishing, los programas espía o spyware, el fraude electrónico, los virus o los gusanos. En este enlace puedes encontrar los criterios que te permitirán elegir el antivirus gratuito o de pago que más te conviene.

Usar la autenticación de dos factores

La autenticación de doble factor es un proceso de dos pasos que te permite comprobar tu identidad para tener acceso a un servicio o una cuenta. Esta herramienta ofrece una capa de seguridad adicional para ti y el sitio web o software al que quieres acceder. Normalmente, cuando quieres iniciar sesión en tu cuenta de correo electrónico o redes sociales, debes ingresar tu usuario y contraseña. Con la autenticación de dos factores, el sistema te va a solicitar un código de de uso único, que envía a tu celular, o la respuesta a una pregunta secreta, que tú mismo has definido previamente. Algunos servicios también generan alertas de seguridad si inicias sesión desde diferentes partes del mundo frecuentemente. Gracias a este método, podrás confirmar tu identidad (si se trata de ti) ingresando un código u otra información de seguridad.

Te recomendamos que protejas especialmente tu correo electrónico mediante la autenticación de dos factores, ya que es el blanco más común de los hackers que quieren robar información personal o enviar enlaces de virus a tus conocidos. Puedes configurar todo lo relacionado con tu contraseña e información secreta solicitada para iniciar sesión en los ajustes de seguridad de Outlook, Google, Yahoo! y otros servicios de correo electrónico.


Hacer copias de seguridad o ‘backups’

Es necesario que hagas respaldos o copias de seguridad de tus archivos y carpetas importantes para no perder esa información en caso de corrupción del sistema operativo o un ataque por parte de hackers. Para esto, puedes usar memorias USB, discos duros externos y servicios de almacenamiento en la nube, que te servirán para tener varias copias de tus archivos en diferentes ubicaciones.

Encriptar o cifrar tus datos

La encriptación o cifrado de datos puede ocultar información robada haciéndola ilegible y, por ende, impide su uso y divulgación. Este mecanismo de seguridad es bastante útil, por ejemplo, en caso de pérdida o robo de tu ordenador. Es posible encriptar todo tu disco duro en Mac o Windows desde los ajustes de seguridad. Si tienes un PC, solo debes ir a Configuración > Sistema > Acerca de y desplazarte hacia abajo para seleccionar Cifrado de dispositivo. En un Mac, ve a Preferencias del Sistema > Seguridad y privacidad > FileVault y pulsa el botón Activar FileVault... Si tu PC no es compatible con el Cifrado de dispositivo, puedes descargar el programa BitLocker o el software VeraCrypt para cifrar tus datos.

Proteger tus documentos de Word con una contraseña

Puedes proteger la información confidencial de tus archivos o carpetas restringiendo su acceso mediante una contraseña. Sin embargo, también deberías guardar un archivo con tus contraseñas y actualizarlo a medida que las cambies para que lo consultes si llegas a olvidar alguna. Para esto, puedes usar, por ejemplo, una hoja de Excel o un administrador de contraseñas.

Es muy sencillo cifrar un archivo de Word para impedir su apertura y/o modificación. En este artículo te explicamos los pasos para tu Windows o Mac.

Otros consejos

  • No sincronices tus archivos si no es necesario: en algunos dispositivos la sincronización de todos tus archivos, fotos y videos se activa por defecto cuando comienzas a usarlo. Puedes desactivar esa opción o decidir qué tipo de archivos quieres sincronizar, modificando los ajustes de tu servicio de almacenamiento en la nube.
  • Usa contraseñas sólidas y únicas: se recomienda crear diferentes contraseñas compuestas por una frase con letras, números y símbolos. Igualmente, puedes optar por un gestor de contraseñas de confianza, que te ayudará a crear contraseñas fuertes y llevar un registro de ellas. Prueba, por ejemplo, Bitwarden, 1Password o Dashlane.
  • No hagas clic en los enlaces enviados por extraños: se puede tratar de un ataque de phishing.
  • Mantén actualizados tu software y aplicaciones: normalmente, las nuevas actualizaciones incluyen mejoras en ciberseguridad.
  • Configura las opciones de privacidad en tus redes sociales: los datos que divulgas en redes sociales, visibles para tantas personas, pueden ser usados por ciberdelincuentes, que usan tu información personal (como el nombre de tus padres o mascotas) para responder preguntas secretas y “recuperar” una contraseña.
  • Evita las redes wifi públicas: desafortunadamente muchas redes wifi gratuitas son creadas por hackers con el fin de robar tu información. Hasta el momento, es prácticamente imposible distinguir entre una red wifi segura y una peligrosa. Si necesitas usarla, por lo menos no compartas ni intercambies ningún tipo de información personal porque alguien podría ver lo que ves y entrar en tu sesión de navegación, como un intruso, sin que lo notes.
  • Usa una VPN de confianza para cuidar tu seguridad y privacidad mientras navegas en internet. Prueba Surfshark, NordVPN o ExpressVPN.

Foto: © 123rf.com, Unsplash.com
5
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Haz una pregunta
Nuestros contenidos son redactados en colaboración con expertos del ámbito tecnológico bajo la dirección de Jean-François Pillou, fundador de CCM.net y director digital en el Grupo Figaro. CCM es un sitio de tecnología líder a nivel internacional y está disponible en 11 idiomas.
El documento « Cómo proteger tus datos personales en Internet » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.

0 Comentario