1
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Navegar anónimamente en la web con Tor Browser


Navegar en la web sin ser identificado y rastreado es posible gracias al navegador Tor Browser, que utiliza una técnica que garantiza el anonimato.


Para nadie es un secreto que todos somos seguidos en Internet. Obviamente a través de nuestra dirección IP, puesto que permite identificar el dispositivo con el cual nos conectamos, pero también a través de trackers y cookies que los sitios utilizan para seguir nuestra actividad y memorizar nuestras preferencias. Asimismo, los motores de búsqueda como Google registran todas nuestras búsquedas y los navegadores hacen lo mismo con nuestra sesión de navegación (nombres de usuarios y contraseñas, etc).

Navegación privada pero no anónima

Si bien la identificación automática presenta ciertas ventajas, por ejemplo, al facilitar la conexión a los servicios que usamos con más frecuencia (mensajería, redes sociales, foros de discusión, etc.), el seguimiento sistemático —y a menudo invisible— tiene sus desventajas. No solo permite a los anunciantes mostrar publicidad personalizada, en función de nuestras búsquedas y preferencias, sino, además, afecta nuestra vida privada, al compartir nuestros datos personales con entidades comerciales con un objetivo puramente lucrativo, lo que ha dado lugar a varios escándalos estos últimos años. Sin hablar de los mecanismos de incentivos que se desprenden. Todos hemos oído hablar de los sitios de reservas de boletos aéreos que suben artificialmente el precio cada vez que un cibernauta los visita, para empujar a la compra antes que sea demasiado tarde…


Desde hace varios años, navegadores como Chrome, Firefox o Edge disponen de un modo de navegación privada. Esta técnica, que no para de evolucionar y mejorar, ofrece más confidencialidad que una navegación “normal”. Pero sus resultados son relativamente limitados. Aunque, efectivamente, el navegador no guarda los rastros de la sesión en el dispositivo utilizado (computadora, tableta, smartphone), borrando el historial, las cookies, la caché y las informaciones ingresadas en los formularios, este no garantiza un verdadero anonimato —de hecho, los desarrolladores no hablan de un modo anónimo—. Por esto, los sitios visitados pueden registrar ciertos datos de navegación (paginas consultadas, dirección IP), tanto como el proveedor de acceso a Internet (ISP) o el administrador de la red en el ámbito de una empresa, por ejemplo.

Tor, una red paralela que garantiza el anonimato

Existen sin embargo soluciones para navegar en la web de manera más discreta. Entre las más conocidas se encuentra Tor, una red superpuesta, mundial y descentralizada que permite ocultar el origen de las conexiones para protegerse contra una cierta forma de vigilancia en Internet gracias a una tecnología de enrutamiento cebolla (ver el artículo completo en Wikipedia). Aunque los principios de Tor pueden parecer complejos, su uso se ve simplificado por Tor Browser, un navegador libre y gratuito, disponible tanto para Windows, Mac OS, Linux y Android.

Precisamente es este sistema de nodos —de routers, en realidad— el que permite a Tor la navegación anónima, en la que la dirección IP cambia regularmente durante una sesión. Sin embargo, esta técnica presenta un problema con ciertos sitios que, al detectar una actividad anormal, simplemente bloquean su acceso. Debido a estas limitaciones el uso de Tor Browser ha de ser ocasional, por ejemplo, para realizar búsquedas confidenciales.

Instalar e iniciar Tor Browser

Utilizando tu navegador web habitual, descarga Tor Browser desde CCM o desde el sitio del proyecto Tor.



Una vez terminada la descarga, haz doble clic en el archivo ejecutable .EXE y procede a instalar el programa. Tras la instalación, abre Tor Browser. El navegador te mostrará una página en la que se te solicitará conectarte a la red Tor. Haz clic en el botón Conectar. Espera unos segundos mientras se establece la conexión.



Tras realizarse la conexión, ya podrás navegar de manera normal, pero a través de Tor.


Utilizar el motor de búsqueda DuckDuckGo

Por defecto, Tor Browser utiliza DuckDuckGo, un motor de búsqueda que no guarda las informaciones y búsquedas de los usuarios. Es un motor de búsqueda potente, similar a Google pero que preserva la privacidad de sus usuarios.




Para realizar una búsqueda, escribe las palabras clave en el cuadro de búsqueda, luego haz clic en la flecha o presiona la tecla Enter del teclado. Al igual que Google, DuckDuckGo presenta los resultados bajo la forma de enlaces en una página. Para filtrar los resultados, haz clic en la categoría Web, Imágenes, Videos, Noticias o Mapas en la parte superior de la página.



En la parte superior izquierda, además dispones de un botón que permite limitar las búsquedas por localización. Haz clic en el interruptor, luego selecciona un país en el menú desplegable si deseas resultados localizados. Si lo dejas desactivado, DuckDuckGo mostrará resultados correspondientes a todas las regiones del mundo.

Para personalizar DuckDuckGo, haz clic en el menú de ajustes que se encuentra en la parte superior derecha de la página, luego elige la opción que desees para la apariencia (modo claro u oscuro, fuente, idioma, etc.).


Superar las limitaciones de Tor Browser

En la práctica, el uso de Tor Browser es muy similar al de Firefox, puesto que se ha desarrollado a partir de dicho navegador. Se encuentran numerosos puntos en común, ya sea en cuanto a la navegación propiamente dicha, el historial, la gestión de marcadores e incluso la configuración.


Pero del hecho de su funcionamiento particular, y especialmente del uso de nodos de la red de cebolla, el navegador puede reservar algunas malas sorpresas. Es el caso en particular de los sitios que rechazan el acceso mostrando un mensaje del tipo Access Denied (Acceso denegado). Algunos creyendo de que se trata de un robot, solicitan el ingreso de un captcha para autorizar el acceso, pero no siempre es el caso.



Si se te niega el acceso a un sitio, haz clic en el menú principal de Tor Browser (el botón con las tres líneas horizontales de la esquina superior derecha) y selecciona la opción Nuevo circuito Tor para este sitio. El navegador intentará nuevamente acceder al sitio tomando otro camino.



Si esta solución no funciona, elige la opción Nueva identidad en el mismo menú. Tor Browser se cerrará y se reiniciará automáticamente. Esta técnica funciona a veces, pero el resultado no está asegurado…



Como lo habrás podido notar, Tor Browser está más bien destinado a usuarios con un poco de conocimiento y no puede sustituir completamente a un navegador estándar para un uso cotidiano. Pero esto no impide utilizarlo de tiempo en tiempo, cuando no se quiere ser identificado en la web.
1
Gracias

Unas palabras de agradecimiento nunca están de más.

Haz una pregunta
Jean-François Pillou

Nuestros contenidos son redactados en colaboración con expertos del ámbito tecnológico bajo la dirección de Jean-François Pillou, fundador de CCM.net y director digital en el Grupo Figaro. CCM es un sitio de tecnología líder a nivel internacional y está disponible en 11 idiomas.

Más información sobre el equipo de CCM

0 Comentario