Prueba de intrusión


Prueba de intrusión

Las pruebas de intrusión (abreviado como pen tests [penetration tests, pruebas de penetración]) consisten en probar los métodos de protección del sistema de información sometiendo el sistema a una situación real.

Generalmente, se utilizan dos métodos:

  • El método de la caja negra, el cual consiste en intentar penetrar en la red sin tener conocimientos del sistema para generar una situación realista
  • El método de la caja blanca que consiste en intentar penetrar en el sistema conociéndolo por completo para poner a prueba al máximo los límites de seguridad de la red


Es necesario el consentimiento (preferentemente por escrito) del nivel más alto de la jerarquía antes de realizar estas pruebas, debido a que pueden causar daños y a que los métodos utilizados se consideran ilegales sin la autorización expresa del propietario del sistema.

Una prueba de intrusión representa una buena forma de aumentar la conciencia de las personas involucradas en el proyecto cuando éste muestra una falencia. Por otro lado, no garantiza la seguridad del sistema, ya que quienes realizan las pruebas pueden obviar vulnerabilidades. Las auditorías de seguridad constituyen un método más eficaz para garantizar un nivel de seguridad superior en el sistema, ya que en éstas se tiene en cuenta elementos organizacionales y humanos, y se analiza la seguridad en forma interna.

Nuestros contenidos son redactados en colaboración con expertos del ámbito tecnológico bajo la dirección de Jean-François Pillou, fundador de CCM.net y director digital en el Grupo Figaro. CCM es un sitio de tecnología líder a nivel internacional y está disponible en 11 idiomas.
El documento « Prueba de intrusión » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.