Bromas entre 'gamers' que acaban mal

AndreaCCM - 13 de abril de 2017 - 20:00

Bromas entre 'gamers' que acaban mal

Un joven británico ha sido detenido por mandar a las fuerzas especiales a casa de otro para hacerle una inocentada.

(CCM) — Un gamer británico, Robert McDaid, ha sido detenido y se expone a 20 años de prisión después de enviar al SWAT a casa de otro contrincante para gastarle una broma, según han informado medios británicos (en inglés).

McDaid había llamado al número de las fuerzas especiales de la policía en nombre de su rival en línea asegurando que tenía tres rehenes y amenazando con matarlos si no cobraba una rescate de 15.000 dólares (14.100 euros). El desafortunado, Tyran Dobbs, recibió disparos con pelotas de goma por parte de los agentes en el rostro y en el pecho, dejándole la cara destrozada y un pulmón dañado. El británico ha acusado a otro joven estadounidense de haberlo incitado a hacer la llamada. Este último también ha sido detenido.

No es la primera vez que sucede algo parecido: de hecho, se ha convertido en una moda entre jugadores de videojuegos que ya tiene incluso nombre, 'Swatting' (en alusión al SWAT), y ha traído no pocos quebraderos de cabeza a la policía especial estadounidense. En cualquier caso, el herido dirigió su indignación contra los propios agentes, preguntándose cómo fue posible que no verificaran la llamada y que ignoraran a su familia presente en casa cuando trataba de explicar que no había ninguna situación de peligro. Asimismo, ha pedido que le reembolsen los gastos médicos de hospitalización y que se depuren responsabilidades entre quienes le dispararon.

Foto: © Pixabay.

Deja tu comentario

Comentarios

Tu opinión