La cámara réflex

Julio 2017


Presentación


La cámara réflex de un solo objetivo es una cámara fotográfica que utiliza un solo y único objetivo para el enfoque y para la toma. Esta cámara permite mayor precisión, es decir, permite que la imagen vista en el visor sea idéntica a la imagen captada. De este modo, es posible evitar la paralaje (ángulo formado por dos ejes ópticos diferentes). En la actualidad, este tipo de cámara es el más perfeccionado y el más apreciado para trabajos difíciles que demandan precisión y rapidez.

Funcionamiento


El principio sobre el cual funciona esta cámara es utilizar un espejo giratorio que se levanta durante el disparo. La puesta en mira se realiza gracias a este espejo que restituye exactamente lo que ve el objetivo ve y lo que capta la superficie sensible (película o captor digital).

El espejo refleja la imagen transmitida por el objetivo, la cual pasa a través de un cristal esmerilado. El esmerilado es un cristal mate parecido al papel de calco. Esta superficie sin brillo pero transparente permite la formación de la imagen. Este cristal también es llamado "pantalla de enfoque" y existen varios tipos: cuadriculado, telémetro, precisión...
Una vez que la imagen se encuentra sobre el cristal esmerilado es invertida por el objetivo que la devuelve horizontal y verticalmente. Luego, el pentaprisma (un bloque de vidrio de 5 caras, tres de ellas espejadas) ubicado en la parte superior de la cámara vuelve a voltear la imagen. Las tres caras espejadas del pentaprisma permiten redirigir la imagen para ofrecer una imagen legible en el visor.

El disparo


Desde la fabricación de la primera réflex en 1949 por Contax, el mecanismo se ha desarrollado muy poco. El sistema sigue siendo el mismo: un objetivo, un espejo, una pantalla de enfoque y un pentaprisma. Sin embargo, ha tenido algunas mejoras en el tiempo, sobre todo en el caso de Nikon, Canon e incluso Konica (primero en producir un autofoco). Algunas de estas mejoras son: célula integrada, automatismos, un sistema digital y hasta vídeo en algunas cámaras.

Las diferentes etapas del mecanismo de la cámara réflex son:
  • Encuadre que se realiza con el visor (espejo-esmerilado-pentaprisma).
  • Ajustes de la velocidad y de la apertura del diafragma (manual o automáticamente).
  • Enfoque directo sobre el objetivo (manual o autofoco).
  • Disparo.
  • Levantamiento del espejo.
  • Obturador que se abre y se cierra en una duración limitada de acción de la luz sobre la superficie sensible.

Formatos



En épocas pasadas, las cámaras réflex más comunes eran las del tipo 24x36mm (con una película como superficie sensible). El sistema digital de la actualidad ha hecho evolucionar los formatos y ha permitido que contemos con superficies sensibles (sensores) más pequeñas llamadas APS-C. El tamaño de estas superficies sensibles varian entre 14,8 x 22,1mm y 15,8 x 23,6mm. Aun cuando los sensores 24x36 todavía existen, son muy caros y poco accesibles para la mayoría de aficionados.
También existen cámaras fotográficas réflex en formato medio: 6x6 (60mmx60mm); 4,5x6; 6x7; 6x9. Las marcas más comunes de réflex de formato medio son Hasselblad, Mamiya, Kiev, Rollei, Pentax y Zeiss. La llegada del sistema digital ha cambiado mucho el mercado, algunas marcas han desaparecido mientras que otras hacen evolucionar constantemente grandes sensores con respaldos digitales cada vez más funcionales. Así por ejemplo, es posible encontrar sensores de 40,4 x 57,7mm para 80 millones de píxeles en Phase One (aliada a Mamiya en 2007) y hasta 60,1 millones de píxeles en Hasselbald con H4D (lanzado al mercado en 2010).

La cámara réflex con dos objetivos




Por lo general, este tipo de cámara era utilizado en formato medio entre 1930 y 1970. En estas cámaras encontramos dos objetivos de la misma distancia focal. Uno de los objetivos sirve para el enfoque y el otro a la imagen que se convertirá en una fotografía 6x6 con una película de tipo 120 (ó 220).
Asimismo, el objetivo que sirve para el enfoque tiene un espejo fijo. El esmerilado (pantalla de enfoque) se encuentra justo encima de este espejo. En cambio (de manera contraria a la cámara réflex de un solo objetivo), este tipo de cámaras no cuenta con pentaprisma para redirigir la imagen. Por este motivo, el enfoque se realiza directamente en el esmerilado. Por lo general, una lupa es agregada como un accesorio para obtener una mejor visión en el esmerilado, pero la es invertida derecha/izquierda, lo cual requiere de un poco de experiencia para tomar las referencias necesarias. Igualmente, es posible tener una ligera paralaje en esta lupa lo cual molesta la toma de sujetos cercanos.
El disparo en este tipo de cámaras difiere un poco y el mecanismo es reducido al mínimo: un botón disparador, ajustes manuales, una lente que avanza y se retrae para el enfoque y un obturador central que determina el tiempo de exposición.
En la actualidad, estas cámaras ya no son muy utilizadas, salvo por algunos aficionados que gustan de los enfoques medios los cuales ofrecen un ángulo diferente o por los aficionados seducidos por el look "retro" de este tipo de cámara.

Las marcas más comunes son: Rolleiflex, Yashica, Lubitel, Mamiya, Semflex.

Imágenes obtenidas de Nikon, Hasselblad, Julien Achard.


Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 10 de diciembre de 2011 a las 14:44 por Carlos-vialfa.
El documento «La cámara réflex» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.