Fotografía de naturaleza muerta

Agosto 2017



Presentación


La naturaleza muerta es la representación visual de un elemento inanimado. La naturaleza muerta consiste en hacer resaltar un sujeto gracias a la decoración, la iluminación escogida y la puesta en escena en general.

Técnicas

  • La composición: dar vida a los sujetos inanimados es el principal objetivo de este tipo de fotografía. Es decir, la meta es acondicionar uno o varios sujetos manteniendo un sentido coherente y estético.
  • La iluminación: es el segundo factor clave en una fotografía de naturaleza muerta bien trabajada. De manera contraria a la fotografía de exteriores, la fotografía de naturaleza muerta puede practicarse fácilmente en un estudio y con pocos recursos. Al realizarse en un estudio, es necesario contar con un buen alumbrado: el fotógrafo tiene el tiempo suficiente para alistar la iluminación con uno o varios recursos con el fin de hacer destacar lo mejor posible la escena y los diversos detalles.
  • La decoración: el segundo plano y el soporte sobre el que descansan los sujetos no deben ser escogidos al azar. Los colores y el tema deben estar en armonía con las características del sujeto fotografiado.
  • Los ajustes: una velocidad de obturación lenta es bastante común en la fotografía de naturaleza muerta. Además, con una velocidad de 1 a 30 segundos es necesario trabajar con un trípode. Con una velocidad de obturación tan baja el fotógrafo puede cerrar el diafragma para obtener una profundidad de campo mayor y lograr una escena completamente nítida.

Sujetos


  • Alimentos: frutas, verduras o platos preparados son sujetos frecuentes en este tipo de fotografía. Aunque estos sujetos son fáciles de fotografiar, obtener una bella imagen de ellos no siempre es tan simple. Para dominar factores tales como la iluminación, la profundidad de campo y, sobre todo, el ángulo es necesario contar con un poco de experiencia.
  • Objetos: la forma y el material del cual están hechos los objetos deben ser tomados en cuenta. Por ejemplo, los objetos brillantes presentan varias dificultades ya que reflejan la luz. La orientación del objeto, la ubicación de la fuente de iluminación y la selección del ángulo de toma pueden requerir de un tiempo considerable para que la escena quede lista para la toma.

Materiales

  • El objetivo: la foto tomada con un gran angular tiende a deformar los objetos y a causar una falsa impresión en el espectador de la imagen. Por tal motivo, resulta conveniente utilizar por lo menos una distancia focal media de 50 mm.
  • Alumbrado: por lo general, la naturaleza muerta requiere de varias fuentes de luz (un flash externo o una luz continua). Sin embargo, es recomendable utilizar el mismo tipo de alumbrado (con la misma temperatura) con el fin de evitar diferencias de tonalidad. Utilizar un alumbrado poco potente es posible solo si se trabaja con tiempo de exposición prolongado.
  • El trípode: debe adaptarse al peso del material, además debe ser lo suficientemente pesado para no moverse ante una velocidad de obturación de varios segundos.
  • El cabezal: un cabezal 3D puede servir; sin embargo, un cabezal de cremallera permite un encuadre más preciso sin importar el peso del material utilizado.
  • Spray: es difícil de aplicar en una superficie de vidrio (o sobre un espejo). Este material sirve para atenuar el brillo de un objeto. El spray elimina una sustancia líquida específica.
  • Pasta adhesiva: sirve para fijar un objeto en su soporte. Esta pasta es parecida a la plastilina, pero es ligeramente más adhesiva y puede retirarse fácilmente.

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 5 de diciembre de 2011 a las 05:43 por Carlos-vialfa.
El documento «Fotografía de naturaleza muerta » se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.