Fotografía de animales

Noviembre 2016



Presentación


La fotografía de animales consiste en tomar clichés de animales salvajes o domésticos en su hábitat. Además de un gran sentido de observación y cierta discreción, en la fotografía de animales también deben realizarse con determinados equipos: cámara réflex silenciosa, distancias focales y un trípode para soportar el peso del material.

Técnicas


  • Para animales salvajes: es muy difícil acercarse o encontrar animales salvajes. Conocer el hábitat y el terreno deben ser dos cualidades más del fotógrafo quien además debe tener la destreza de un cazador para poder acercarse sin ser percibido. Asimismo, la preparación para la toma es bastante difícil: algunos fotógrafos se esconden en cabañas o tiendas de campaña especialmente adaptadas para permitir un camuflaje en el espacio donde habitan estos animales. Por lo general, es necesario utilizar una distancia focal para poder lograr grandes planos sin forzamiento.

  • Para animales domésticos: evidentemente los animales domésticos son mucho más fáciles de fotografiar. Sin embargo, la tarea no siempre es tan fácil ya que es necesario captar y mantener su atención frente al objetivo para poder tomar el cliché en el mejor momento. En este caso, es conveniente preparar el fotografiado escogiendo correctamente los ajustes y atrayendo la mirada del animal hacia usted. La otra ventaja de este tipo de fotografía es que el fotógrafo puede acercarse más al animal y puede utilizar un gran angular lo cual permite obtener imágenes más originales sin requerir necesariamente de un trípode.
  • Ajustes: los animales no son estáticos y no siempre adoptan la pose. Es recomendable optar por una velocidad de obturación superior a 1/250s que se adapte en función del movimiento del sujeto y de la distancia focal utilizada. Para evitar un desenfoque de movimiento (con un 6200 mm, por ejemplo), hacer una foto de 1/1000s no resultaría ilógico. En este caso, será necesario abrir el diafragma de su objetivo al máximo para compensar y obtener una exposición correcta. Se debe prestar atención a la profundidad de campo que se reduce cada vez que se abre más el diafragma. Asimismo, para lograr estabilidad, escoja una ISO débil ( de 100, por ejemplo) y auméntela si resulta insuficiente.

Material

  • Cámara réflex: además de tener un buen ritmo de tomas, la cámara debe ser reactiva en autofoco. Un buen autofoco permite obtener una imagen nítida de sujetos que se desplazan rápidamente. En el caso de situaciones extremas, una cámara voluminosa y tropicalizada permite cierta comodidad (resistencia a filtraciones de agua, de arena, etc.).
  • Objetivos: de 70 a 200 mm para animales a los que el fotógrafo puede acercarse, un 500 ó 600 mm permitirá hacer grandes planos de animales más salvajes. Trabajar con un estabilizador es una ventaja suplementaria cuando se usan distancias focales como éstas ya que permite reducir la velocidad de obturación para asegurar una imagen nítida de sujetos muy alejados.

Accesorios


  • El trípode o el monopié es un accesorio indispensable cuando se trabaja con una distancia focal. Este accesorio debe soportar el peso de la cámara y del objetivo.
  • Un cabezal adaptado también es necesario. Por ejemplo, el cabezal pendular permite un encuadre rápido y fácil con un gran teleobjetivo.
  • Un blimp para silenciar la cámara no es indispensable pero permitirá mayor discreción al "camuflar" el ruido de la cámara durante el disparo.
  • Un par de binoculares son indispensables para la localización de los animales.



Consulta también :
El documento «Fotografía de animales» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.