Mando a distancia (control remoto) para cámaras fotográficas

Noviembre 2016



El mando a distancia (también llamado "disparador remoto" o "control remoto") es un accesorio indispensable para los fotógrafos de paisaje y arquitectura. Este accesorio también es utilizado para auto-retratos o para fotos grupales en las que el fotógrafo desea aparecer.
En las fotografías de paisajes y arquitectura el uso de un mando a distancia se justifica por un velocidad de obturación lenta en el momento de toma (el mando a distancia evita las vibraciones que el fotógrafo puede causar al presionar el disparador).
En el caso del auto-retrato o de las fotos grupales, el mando a distancia evita que el fotógrafo tenga que utilizar el retardador y que tenga que correr hacia la escena fotografiada.

Mando a distancia filario



Es la más común y también la más segura. Todas las cámaras digitales réflex tienen una toma destinada a un mando a distancia. Ya sea a través de una toma jack mono o de una toma incorporada por el fabricante, el mando a distancia se conecta en uno de los lados laterales de la cámara (a la derecha o ala izquierda dependiendo del fabricante). Algunos mandos a distancias tiene la opción de bloquearse para funcionar en modo B (bulb). En este caso, la foto es tomada solo si el disparador.
El tamaño de un cable de mando a distancia varía entre 30 y 80 cm según el fabricante. Muy pocos cables miden más de 100 cm, aunque algunos fabricantes de accesorios independientes (Hama, por ejemplo) ofrecen cables más largos.


Un mando a distancia filario más avanzado ofrece otras posibilidades como, por ejemplo, un intervalómetro. Este último cuenta con funciones de regulación de tiempos como la regulación de cierto número de disparos en un tiempo determinado con un intervalo regular entre cada disparo.

Mando a distancia infrarrojo



Este mando a distancia no tiene cable, pero su alcance es muy limitado.
Por lo general, este tipo de mando a distancia es algo costoso aun cuando tiene bastantes desventajas: es necesario colocarse frente a la cámara para poder utilizarlo, no funciona en todas las situaciones y, además, tiene bastantes interferencias (de otros aparatos con receptores o emisores infrarrojos).
La ventaja de este tipo de mando a distancia es que no sólo está destinado a disparar. En la mayoría de los casos, este mando infrarrojo permite realiza una lectura visual de los contenidos de la cámara fotográfica. Así es posible hacer desfilar las fotos y visualizarlas en un televisor o en un ordenador (computadora).

Mando a distancia radial



Este tipo de mando a distancia retoma el mismo principio que el mando a distancia filario, pero con un receptor y un emisor radial que lo convierten en un mando a distancia inalámbrico. El receptor es conectado a la cámara, y el emisor está integrado al mando a distancia. L as ventajas de este tipo de mando a distancia es su gran alcance (más de 50 m), su resistencia a las interferencias y su capacidad de atravesar los obstáculos (la orden de disparo es posible incluso a través de una pared).
Pocos fabricantes ofrecen este sistema tan eficaz y seguro. Sólo algunos fabricantes de accesorios independientes como Hama o Kaiser ofrecen mandos a distancia radiales compatibles (con Canon, Nikon, Panasonic, Olympus, Sony...).

Cable disparador



El cable disparador es el antecesor del mando a distancia; fue utilizado en tiempos pasados y es totalmente mecánico.
El cable disparador es un cable envuelto en una funda de metal, de tela o de plástico. Este cable es atornillado directamente en un lugar de la cámara y se acciona gracias a un botón que al ser pulsado provoca que el otro extremo del cable toque el contacto que dispara la toma.
El largo de este cable varía entre 15 cm (en el caso de un cable con botón pulsable) y 6 m (en caso de presión neumática provocada por una bombilla).

Imágenes tomadas de HAMA

Consulta también :
El documento «Mando a distancia (control remoto) para cámaras fotográficas » de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.