La sensibilidad ISO

Septiembre 2017


Presentación


La sensibilidad determina la reactividad de la superficie sensible a la luz: el sensor o la película argéntica.

ISO es la abreviación de International Standard Organisation, anteriormente llamado ASA (American Standards Association). ISO es la norma utilizada para tener una escala de referencia de la velocidad de las superficies sensibles.

De la película argéntica a lo digital


En la era de la película argéntica, la sensibilidad era determinada por la elección de la película: Tmax 100, 400 o 3200, Ilford Fp4 125. Esta elección obligaba al fotógrafo a utilizar toda la película con la sensibilidad de ésta. Había que hacer la buena elección de película en función a las condiciones de utilización.

Lo digital con los sensores de imagen, permitió a los fotografos elegir una sensibilidad diferente para cada foto. Antes la películas eran limitadas con ISO 50 a ISO 3200, actualmente algunas cámaras digitales pueden alcanzar hasta ISO 102400, como por ejemplo la Nikon D3s.

Para poder cambiar de sensibilidad, el sensor modifica su modo de funcionamiento, no se vuelve más sensible si no que amplía la señal de salida. Esta amplificación es lo que crea ruido en las fotos.

Elección de la sensibilidad


En función a la sensibilidad que se elija, se debe adaptar los diferentes ajustes como : la apertura del diafragma, el tiempo de exposición (o de obturación). Se escoge la sensibilidad en función a las condiciones de la toma y de las elecciones o de los límites técnicos de la cámara. Por ejemplo, para tener una exposición idéntica, se debe cerrar el diafragma y aumentar la velocidad de obturación aumentando la sensibilidad.

El principal inconveniente al subir el ISO, aumentando la sensibilidad del sensor, es la pérdida de calidad de la imagen a causa del ruido digital. Este último se caracteriza por: puntos coloreados, píxeles sobresalientes, que pueden verse muy rápidamente a partir de ISO 400 en ciertas cámaras.

Escoger una sensibilidad más elevada no es una solución para no tener que ajustar los diferentes parámetros, sino una elección que hay que hacer porque las condiciones de luz no dejan otra elección.

Las diferentes sensibilidades y las condiciones en las que se deben utilizar:
  • ISO 50 - ISO 100 : Bodegón, paisaje, escenas en exteriores con tiempo soleado.
  • ISO 100 - ISO 200: Escenas en exteriores con tiempo ligeramente soleado.
  • ISO 200 - ISO 400: Escenas en exteriores con cielo cubierto.
  • ISO 400 - ISO 800: Escenas en interiores con poca luz, por ejemplo conciertos.
  • ISO 800 - ISO 1600: Escenas en interiores con muy poca luz.
  • ISO 3200 a más: Escenas en interiores con casi nada de luz.


Evidentemente, todas estas elecciones en función a las condiciones de luz tienen que adaptarse de acuerdo al tipo de cámara: objetivo utilizado, apertura máxima del diafragma, el trípode, los sujetos en movimiento y su velocidad, tiempo de exposición, etc.

También se debe tener en consideración lo que se hará con las fotos. Un ruido presente con ISO 800 será muy visible en una impresión de gran tamaño pero no forzosamente en un formato 10x15 o más pequeño como la visualización en una página web.

Images de: Nikon, Ilford, Julien Achard

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 11 de noviembre de 2011 a las 23:09 por Carlos-vialfa.
El documento «La sensibilidad ISO» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.