El efecto Bokeh

Noviembre 2016



Presentación


El bokeh es el desenfoque que se produce en las zonas que quedan fuera de la profundidad de campo, es decir, es el desenfoque de las figuras que aparecen en el fondo de la imagen.
Este efecto es más visible cuando se trabaja con objetivos de gran apertura y con poca profundidad de campo. Estas condiciones permiten obtener un desenfoque en el plano trasero de la imagen.

El efecto Bokeh: fuente de creatividad



Los fotógrafos utilizan el efecto bokeh para lograr la distinción de un sujeto con relación a las figuras que se encuentran en el plano trasero de la imagen. Esto permite que el sujeto destaque y que la imagen obtenga un efecto estético.
Para crear el efecto Bokeh es preferible contar con un objetivo de gran apertura (también llamado objetivo luminoso: f/1.2 a f/2.8) y abrir el dafragma para obtener una profundidad de campo reducida. También tiene que tomarse en cuenta que mientras más alejado esté el sujeto del fondo, mayor será el desenfoque.
Asimismo, mientras más se trabaje con una distancia focal larga, más reducida será la profundidad de campo. De este modo, si el sujeto está lejos y usted tiene un objetivo gran angular, no podrá obtener una profundidad de campo reducida ni podrá lograr el desenfoque del fondo. Es necesario que el sujeto esté muy cerca y que usted cuente con un objetivo de gran apertura para poder distinguirlo del fondo.

Funcionamiento



El bokeh es la parte desenfocada creada con plena apertura y que puede encontrarse delante o detrás del sujeto. Además, es la forma del diafragma la que determina el tipo de desenfoque que se puede obtener.
Un diafragma está compuesto por muchas láminas que realizan un movimiento de rotación para abrirlo o cerrarlo dejando entrar más o menos cantidad de luz. El número de laminas y la forma del diafragma con apertura plena son dos factores que tendrán una incidencia directa en las formas geométricas que puedan aparecen en del desenfoque del plano trasero de la imagen.
La forma del diafragma se ve particularmente cuando el plano trasero presenta puntos luminosos como las luces de un auto, guirnaldas, etc. Usted podrá constatar que esos puntos luminosos han adoptado una forma geométrica en los bordes bien definidos (por ejemplo, en el caso de un diafragma compuesto por 5 láminas se podrá observar un pentágono). La calidad del bokeh es bastante subjetiva: algunos fotógrafos prefieren tener un desenfoque muy aterciopelado, el cual se consigue con objetivos de apertura muy grande (f/1.2 a f/1.8). Por el contrario, otros fotógrafos desean un desenfoque con más textura y con formas más marcadas.



Estos tipos de desenfoques pueden ser controlados. Algunos fotógrafos se sorprenden de poder crear sus propias formas con tan solo poner delante del objetivo una tapa con el molde de la forma deseada en el centro. Evidentemente, es necesario contar con un objetivo luminoso en el desenfoque y que el tamaño del molde esté adaptado. Teniendo todas estas condiciones en cuenta se pueden obtener resultados asombrosos.

Consulta también :
El documento «El efecto Bokeh» de CCM (es.ccm.net) se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo siempre y cuando respetes las condiciones de dicha licencia y des crédito a CCM.