Las bases de la exposición

Septiembre 2017



¿Eres un adepto del modo automático de tu cámara fotográfica digital pero las fotos son demasiado claras o demasiado oscuras? Aprende a regular la exposición de las fotos descubriendo los tres parámetros que la rigen.


¿Qué es la exposición?


La exposición de una foto es la cantidad de luz recibida por el sensoor de la cámara fotográfica digital para esa foto. Si el sensor de imagen recibe demasiada luz, la foto saldrá sobreexpuesta o "quemada" es decir con zonas muy blancas desprovistas de detalle. Si el sensor de imagen no recibe suficiente luz, la foto es llamada subexpuesta donde las zonas son negras, también desprovistas de detalles.

Lo ideal es encontrar el equilibrio justo para no perder el mínimo detalle.

Los parámetros de la exposición


Tres parámetros permiten jugar con la exposición de las fotos: el tiempo de exposición , la apertura del diafragma , y la sensibilidad del sensor de imagen. Estos tres parámetros forman lo que se llama el triángulo de la exposición.

El tiempo de exposición


El tiempo de exposición es el tiempo durante el cual el obturador de la cámara (la pieza que aísla el sensor de la luz) se abre, dejando al sensor de imagen impregnarse de fotones. Cuanto mayor sea el tiempo de exposición, el sensor se impregna de más luz, por lo tanto la foto estará más expuesta. El tiempo de exposición varía entre 1/8000 de segundo (el tiempo muy corto, la velocidad muy rápida) y varios segundos (el tiempo muy largo, la velocidad lenta). Concretamente distinguimos los tiempos cortos de exposición (menos de 1/60 de segundo) y los tiempos largos de exposición (más de 1/60 de segundo).

La apertura del diafragma



Su objetivo contiene un diafragma, es decir un tipo de membrana que puede cerrarse gradualmente, dejando así pasar más o menos la luz. Mientras más abierto esté el diafragma, más expuesta saldrá la foto. El estándar es de f/2,8 (gran apertura a 2,8). La apertura máxima depende de los objetivos, algunos tienen una apertura máxima de f/3,5, otros f/2,8 y descendemos a f/1 para los más caros. La apertura mínima es a menudo de 22 a focales mínimos y puede llegar a 38 o más.

La sensibilidad



La sensibilidad del sensor de imagen (expresada en ISO) es la amplificación de la señal eléctrica captada por ésta. En otras palabras, a mayor sensibilidad, mayor será la señal emitida por el sensor de imagen (señal resultante de la conversión de la señal luminosa o señal eléctrica por los fotositos) y como resultado la foto saldrá más sobreexpuesta.

¿Por qué no ponemos una sensibilidad máxima , te preguntarás? Simplemente porque si la "buena" señal es amplificada, la "mala" también. Los parásitos son mayores a medida que se aumenta la sensibilidad. Se ve aparecer el "ruido" en las fotos, como píxeles coloreados aleatoriamente en azul, rojo o verde sobre las zonas oscuras por ejemplo.

La sensibilidad de la cámaras fotográficas actuales alcanza los 12800 ISO y el ruido es casi invisible hasta 3200 ISO. Sin embargo, es mejor tenerlo lo más bajo posible: 100 ISO para un día soleado; 200 para un día nublado; hasta 400 ISO en interiores. Pero si la escena lo necesita (escena muy oscuro, espectáculos, etc.) no dude en aumentar el ISO.

Resumen


  • Para sobreexponer una foto podemos :
    • Aumentar el tiempo de exposición.
    • Aumentar la abertura del diafragma (disminuir el número f/...).
    • Aumentar la sensibilidad.
  • Para subexponer una foto, podemos :
    • Disminuir el tiempo de exposición.
    • Disminuir la abertura del diafragma (aumentar el número f/...).
    • Disminuir la sensibilidad.

Las consecuencias


En la práctica, hay ciertas reglas que hay que respetar porque cada uno de los tres parámetros produce modificaciones sobre la resolución de las fotos.

Tiempo de exposición y ruido


El tiempo de exposición influye sobre el desenfoque de las fotos. Si el obturador está abierto mucho tiempo en modo "foto", se recrea una especie de sucesión de imágenes pero en una sola imagen y los movimientos van a crear halos de luz más o menos borrosos. Sin embargo, a veces esto es un efecto buscado.


Se distingue tres tipos de desenfoque:
  • El desenfoque de movimiento: es el desenfoque de movimientos parásitos de la cámara de fotos. Relativamente molesto, es fácil evitar utilizando un trípode o un tiempo de exposición corto. A mayor distancia focal (teleobjetivo), los movimientos son más acentuados, por lo tanto, el tiempo de exposición deberá ser corto. Considere las siguientes fórmulas: Tiempo de exposición: 1/(distancia focal*2) sin estabilizador; 1/distancia focal con estabilizador. Por ejemplo a una distancia focal de 100mm sin estabilizador, se debe intentar tener un tiempo de exposición máximo de 1/(2*100): 1/200 de segundo.
  • El desenfoque de fondo (efecto panning o barrido) : es un desenfoque debido al movimiento del sujeto o al movimiento deliberado de la cámara. Por ejemplo, si se sigue a un ciclista en movimiento haciendo un movimiento panorámico, el ciclista saldrá casi nítido, y el fondo desenfocado. Si la cámara está fija y el sujeto deja una estela de luz, también es un desenfoque de fondo.
  • El desenfoque artístico: También encontramos desenfoques artísticos como el explozoom o desenfoque radial (tiempo de exposición relativamente largo mientras se hace zoom al tomar la foto) o el desenfoque circular (el mismo principio pero girando la cámara sobre él mismo eje al tomar la foto).


Recuerde:
  • Un tiempo de exposición corto provoca un efecto "congelado" en todos los sujetos en movimiento.
  • Un tiempo de exposición largo produce un desenfoque de movimiento o de fondo (panning).

Apertura del diafragma y profundidad de campo


La "profundidad de campo" es la zona de la imagen que saldrá nítida mientras que el resto saldrá desenfocada. Esta profundidad de campo depende de varios criterios:
  • La apertura del diafragma: mientras más abierto esté el diafragma, la profundidad de campo será más corta.
  • La distancia focal larga: las distancias focales largas tienden a reducir la profundidad de campo.
  • La distancia de enfoque: mientras más cerca este el sujeto, la profundidad de campo será más reducida.


Para los retratos por ejemplo se prefiere una profundidad de campo reducida, con el fin de que el sujeto salga nítido pero el fondo borroso. Para esto, es útil tener un objetivo con una gran apertura (por ejemplo f/1,8), pero son a menudo focales fijos bastante caros.

También podemos utilizar un zoom para hacer un primer plano del sujeto para que parezca más cercano.

En resumen:
  • Una gran apertura (pequeño número) produce una profundidad de campo reducida (pequeña zona de nitidez).
  • Una pequeña apertura (gran número) produce una gran profundidad de campo (zona de nitidez profunda).

Sensibilidad y ruido


El aumento de la sensibilidad ISO aumenta el ruido en las fotos. Se recomienda mantener una sensibilidad mínima (es decir inferior a 400 ISO incluso 200 ISO en un día soleado) con el fin de limitar al máximo el ruido.

¿Qué escoger?


La exposición de sus fotos dependerá del tiempo de exposición y de la apertura del diafragma. Para un sujeto "fijo" el tiempo de exposición puede ser relativamente largo (1/60) y la apertura puede ser pequeña. Para fijar un sujeto en movimiento, se requiere un tiempo de exposición corto (1/500 o menos) y una apertura grande del diafragma. Pero, si se quiere un efecto de "desenfoque de fondo" en las fotos, se requiere una profundidad reducida de campo, una gran apertura de diafragma y un tiempo de exposición corto.

Modos para ayudarse


No se pretende pasar del modo automático de un principiante al modo manual de un profesional. Sin embargo, existen por lo menos dos modos que nos permite controlar mejor la exposición:

  • El modo de prioridad de apertura: en este modo, se configura la apertura del diafragma a través de la modificación de la cifra f/(pequeño para una gran apertura, grande para pequeña apertura). Elije la profundidad de campo y la cámara de fotos se encarga de calcular el tiempo de exposición adecuado para obtener una exposición correcta en función a la sensibilidad que se configuró).
  • El modo de prioridad de velocidad: es el esquema inverso, al ajustar el tiempo de exposición, la cámara calcula la apertura correspondiente del diafragma.


Los profesionales utilizarán el modo manual que permitirá ajustar ambos parámetros como mejor les parezca.

Aprender a usar la cámara


Si a pesar de la utilización de estos modos, la foto resulta subexpuesta o sobreexpuesta, recuerde que la mayoría de las cámaras permiten cambiar la exposición de una foto (aumentando o disminuyendo) a través de un botón especial destinado a esta función. Por ejemplo, al aumentar la exposición de un IL (Índice de Luminosidad), la cámara fotográfica se encargará de escoger un tiempo de exposición ligeramente más largo o una apertura ligeramente más grande, con el fin de que la foto sea un poco más expuesta. Lo inverso también es posible.

¿La exposición perfecta es un mito?

La contra luz


Es normal que la foto salga oscura si se fotografía una persona delante de un cielo muy claro o un animal escondido en la sombra de un árbol bordeada por sol.

De hecho, esta situación de contraluz es un problema porque las variaciones de luminosidad de un punto a otro de la escena son extremas. Es en estos casos que las cámaras fotográficas digitales muestran sus límites. El ojo humano tiene una resolución de luz mucho más fuerte que el sensor de imágenes de su cámara de fotos, por lo tanto sería ingenuo querer a toda costa obtener una foto con la misma resolución que lo que el ojo humano ve. En la actualidad es imposible a menos que se utilice por ejemplo técnicas de sustitución como el HDR (High Dinamyc Range), Alto Rango Dinámico.

Los impases


En la fotografía como en otras cosas, no todo es posible o no todo es realizable. Ciertos casos, raros, hacen que no se pueda hacer la foto soñada a menos que se utilice accesorios muy útiles.
  • Primer caso : en un día soleado, se desea utilizar un tiempo de exposición largo con el fin de hacer un efecto panning o barrido (personaje, cancha de tenis, etc.). Se ajusta el tiempo de exposición, pero a pesar de una sensibilidad mínima (100 ISO incluso 80 ISO) y una apertura mínima (f/22 o "más"), la foto saldrá sobreexpuesta. ¿Cómo hacer, sabiendo que se debe escoger entre una foto quemada o una foto bien expuesta pero sin la resolución que se deseaba?
  • Segundo caso : en un día hermoso y soleado, se desea hacer un efecto de desenfoque: fotografiar una amapola muy nítida y desenfocar todo el campo detrás. Para eso se configura una apertura máxima y un ISO mínimo. Pero se tiene el mismo problema, a pesar de un tiempo de exposición mínimo de 1/8000, la foto saldrá sobreexpuesta y adiós al hermoso desenfoque.
  • Tercer caso : en un caso inverso, para fotografiar una esquina oscura, se configura la sensibilidad al máximo y se abre el diafragma al máximo también. Pero, el caso es que el tiempo de exposición necesario para una buena exposición es superior a 1/60 y no se tiene trípode a la mano, por lo tanto tampoco se podría lograr un buen desenfoque.


El caso de sobreexposición puede fácilmente ajustarse mediante un filtro neutro o un filtro gris variable. Estos filtros permiten conservar los colores de la foto pero disminuyendo la cantidad de luz que atraviesa el objetivo. De esta manera, se puede aumentar el tiempo de exposición o la apertura del diafragma. El gris variable permite graduar la cantidad de luz que pasa a través de éste.

Para el problema de subexposición, se debe cambiar de óptica por alguna más luminosa o invertir en un buen sistema de flash

Saber más


Accesorio para unas buenas fotos con flash.

Consulta también

Publicado por Carlos-vialfa. Última actualización: 27 de octubre de 2011 a las 05:08 por Carlos-vialfa.
El documento «Las bases de la exposición» se encuentra disponible bajo una licencia Creative Commons. Puedes copiarlo o modificarlo libremente. No olvides citar a CCM (es.ccm.net) como tu fuente de información.